Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sanidad admite que deberá retrasar a 2016 la compra de material por falta de dinero

El bloqueo de las adquisiciones por parte del anterior Gobierno del PP provocó en 2013 problemas de desabastecimiento de productos en algunos hospitales.

La complicada situación financiera de las arcas del Gobierno de Aragón se refleja día a día en todos los departamentos. El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, reconoció ayer que el último bloqueo por parte de Hacienda de 95 millones del Servicio Aragonés de Salud le ha obligado a paralizar "todos los gastos que estaban sin comprometer" de aquí a final de año. En ese sentido, admitió que ‘perder’ este dinero le forzará a retrasar a 2016 alguna pequeña obra prevista e incluso la compra de material. Una decisión que el anterior Gobierno del Partido Popular tomó a finales de 2013 y que provocó importantes problemas de desabastecimiento de algunos productos esenciales en los hospitales aragoneses.

Hacienda ha decidido retener este dinero (en total en todos los departamentos, más de 175 millones) para poder pagar algunos gastos ineludibles como las nóminas de los funcionarios, el Ingreso Aragonés de Inserción y las prestaciones de la dependencia comprometidas. Celaya admitió que el Departamento de Sanidad será uno de los más afectados por esta medida al ser el de mayor presupuesto. En concreto, desaparecerán partidas por valor de 79,68 millones de euros y otros 16 millones destinados para edificios y construcciones. "Los gastos que el Salud tenía previstos para estos últimos cuatro meses han sido prácticamente paralizados en su totalidad", afirmó tajante el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, durante la clausura de las jornadas sobre el transporte sanitario urgente que se celebraron en el Centro de Formación Arsenio Gimeno de Zaragoza.

Así, Celaya explicó que se mantendrá el pago de las nóminas y que quedan aplazadas "todas inversiones que no estuvieran comprometidas y autorizadas ya por Hacienda" (fundamentalmente el capítulo II, el destinado a la compra de material y suministros). "Habrá que decidir sobre las cuestiones que estaban pendientes de afrontar el pago. Habrá que esperar a hacerlo al año que viene, retrasar algunas pequeñas obras que se iban a hacer en algunos sitios, la compra de algún material...", concretó.

No es la primera vez que el Departamento de Sanidad decide aplazar compras, aunque habrá que esperar que no se repitan los problemas que se registraron a finales de 2013 y principios de 2014. Entonces, el bloqueo de la compra de productos por parte del anterior Ejecutivo autonómico provocó importantes problemas de suministro de algunos materiales, por ejemplo los destinados a curas o a higiene. Unos incidentes que el consejero de Sanidad ha asegurado en otras ocasiones que no volverán a repetirse aunque tengan que aplazarse facturas al año que viene (en verano ya reconocieron que les faltaría dinero).

Ante este agujero económico y la necesidad de paralizar las inversiones y algunas compras, el máximo responsable del Departamento de Sanidad confió en que esta situación se vaya desbloqueando "poco a poco" y antes de las elecciones, desde el Gobierno central "se nos dé algún alivio para afrontar la situación".

Otra retención anterior

Esta última retención de 95 millones de euros al Salud se suma a la que Hacienda ya aprobó el pasado mes de julio. En el Salud se paralizaron los más de 665.000 euros destinados al plan de necesidades del hospital Clínico de Zaragoza; 77.135 para el Obispo Polanco; 91.558 para el de Barbastro o 210.336 para el San Jorge.

El Gobierno justifica estas retenciones por las exigencias del Ministerio de Hacienda de que Aragón elabore un plan económico financiero, fundamentalmente debido al incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria en el año 2014 por sobrepasar el déficit autorizado para la Comunidad en 219 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión