Despliega el menú
Aragón

La capital aragonesa pone fin al verano tras batir la temperatura máxima histórica

El 7 de julio de 2015 se alcanzó un registro en la estación del aeropuerto de 44,5 grados.

El verano en Aragón ha presentado un comportamiento con anomalías significativas tanto en su calificación de muy cálido como de húmedo respecto al periodo de comparación 1981-2010, con una media en las tres provincias de 1,8 grados más y un 169 % de precipitaciones.

La entrada del otoño con la llegada del equinoccio, este miércoles 23 de septiembre (10.21 horas), deja atrás un verano que a nivel mundial y en los dos hemisferios, en los meses de julio y agosto, ha sido de los más cálidos de la historia.

El delegado territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rafael Requena, ha informado este martes sobre el comportamiento climatológico del trimestre veraniego en el que ha resaltado "la heterogeneidad de las precipitaciones" que han provocado las tormentas.

En este sentido ha subrayado la anomalía que se ha vivido en el Pirineo donde en este trimestre ha llovido "a veces por debajo de los valores normales".

El verano se ha cerrado en el territorio con un superávit de 45 litros/m2, mientras que en el refugio de Góriz (Huesca) ha sido 45 litros en negativo y en Sarrión (Teruel) el saldo ha sido de 300 litros más.

Requena también ha recordado que desde el 1 de enero de 2015 el periodo de comparación se cambió del de 1971-2000 al de 1981-2010, y que en la última década de esta nueva tabla están registrados "7 de los 10 años más calurosos", por eso la anomalía de 1,8 grados en el trimestre es "una cosa muy significativa".

El mes más sobresaliente en cuanto a temperaturas en Aragón, así como en el resto, ha sido julio que ha recibido la calificación de extremadamente cálido con una media para la comunidad de 3,2 grados por encima de lo habitual, con Teruel con 3,5 grados por encima de la media, Huesca 3,1 y Zaragoza 2,7.

En la capital aragonesa el 7 de julio de 2015 se batió la temperatura máxima histórica al alcanzar un registro en la estación del aeropuerto de 44,5 grados, mientras que el anterior era de 1,4 grados inferior (43,1) y se produjo en 2003.

El trimestre ya comenzó con 1,7 grados más de media, que se notaron más en Zaragoza (2,1) y Huesca (2,3) que en Teruel (1,1), mientras que hubo un 165 % más de precipitaciones, con registros en Zaragoza tres veces superiores a la media (309 %), mientras que la provincia turolense fueron dos veces (217 %) y la oscense con un 147 %.

Por contra a los meses de junio y julio se situó agosto, que puede calificarse como "el más normal" con una variación positiva de 0,7 grados en todo el territorio aragonés y de un 123 por ciento en precipitaciones.

De nuevo en las precipitaciones, Requena ha incidido en que zonas que aparecen como secas en el periodo trimestral se vieron afectadas por "heterogeneidad de las tormentas y su distribución" porque en el Pirineo "no es donde más tormentas se han producido".

En cuanto al cierre del año agrícola, que comienza el 1 de septiembre y finaliza el 31 de agosto, ha presentado un balance pluviométrico de un 115 % más húmedo que la media de referencia, pero con un claro contraste en el Pirineo donde ha sido seco, e incluso muy seco en la zona central, y en los Monegros y Teruel oriental donde el comportamiento fue de muy húmedo e incluso extremadamente húmedo en el Maestrazgo.

En las capitales de provincia, tanto en Zaragoza como en Huesca, los registros de temperaturas han convertido este trimestre en el segundo más cálido de la serie de referencia, en ambos casos superados por el de 2003, mientras que en Teruel, salvo por el récord histórico en los años noventa del siglo pasado, también ha sido el segundo más cálido.

Respecto a la estación otoñal que entra este miércoles ha señalado que para el trimestre septiembre-octubre-noviembre la probabilidad de que sea caluroso para los cuatro cuadrantes peninsulares e incluso los archipiélagos es de un 45 %, normal un 35 % y frío un 20 %, aunque muy probablemente estará matizado hacia la normalidad con las previsiones que se realizarán dentro de unos días del trimestre de final de año.

En cuanto a las previsiones para los próximos días, Requena no ha querido dar ninguna para las cercanas Fiestas del Pilar porque meteorológicamente "están muy lejos".

Etiquetas
Comentarios