Despliega el menú
Aragón

Traumatología sigue siendo el talón de Aquiles de unas listas de espera que crecen un 40%

Más de 2.700 aragoneses esperan una operación desde hace más de seis meses. En julio, había 1.947 afectados. La comisión para solucionar las demoras se reúne mañana.

La lista de espera quirúrgica vuelve a crecer alimentada, sobre todo, por uno de sus enemigos más difíciles de combatir: la demora en Traumatología. Al terminar agosto, 2.714 aragoneses llevaban más de seis meses pendientes de entrar en el quirófano, y la mayoría de ellos (1.454) esperaban someterse a cirugías de trauma, como prótesis de rodilla y cadera.

La cifra es bastante más elevada que la registrada en julio. Entonces, 1.947 aragoneses formaban parte de esta lista negra (767 menos), aunque la lectura de la cifra requiere un poco de contexto. En primer lugar, porque el actual consejero del departamento de Sanidad, Sebastián Celaya, informó ya entonces de que el dato se había disparado (el último ofrecido por el consejero Ricardo Oliván, del PP, era de 700 pacientes con demora superior a los seis meses) porque había casos que no se estaban contabilizando. Desde entonces, se aplican nuevos criterios para incluir o no a un paciente en las listas (por ejemplo, antes no se registraban los que ya tenían hecho el preoperatorio o los que se habían derivado a la privada).

En segundo lugar, la lista de espera siempre se incrementa tras el verano, "debido al descenso de la actividad quirúrgica y al cierre de camas", como concretaron desde Sanidad.

Otras especialidades siguen arrastrando un séquito de pacientes pendientes de ser citados en el quirófano. Es el caso de las cirugías generales y de digestivo (467 personas en espera desde hace más de 180 días); Neurocirugía (255); Oftalmología (114); Cirugía Pediátrica (92) u Otorrino (90). Las mejor paradas son Cirugía Torácica (ningún paciente pendiente de operarse durante seis meses o más); Dermatología (2) y Cirugía Cardiaca (2).

Plan de choque

Fuentes oficiales de Sanidad explicaron que, a pesar de todo, las demoras de este mes de agosto han sido un 40% inferiores a las del mismo mes del año pasado; pero reconocen que esperan poder reducirlas y cumplir un eterno compromiso. El Gobierno de Aragón aprobó en 2003 un decreto para garantizar una operación sin superar el tiempo máximo de espera, algo que ningún Ejecutivo autonómico ha conseguido. Las mejores cifras han mostrado entre 600 y 700 pacientes con esperas de más de seis meses, y el peor dato llegó en abrir de 2013, con 5.772 aragoneses en lista.

El primer paso en firme del actual Ejecutivo se dará mañana, cuando se constituirá la comisión técnica para abordar soluciones estructurales a la lista de espera. El equipo estará formado por técnicos de Sanidad y responsables de los hospitales con más actividad (Servet, Clínico y Royo). Por ejemplo, estará representada la subdirección de servicios quirúrgicos del Servet, además de responsables de Cirugía, Trauma, Anestesia, Neurocirugía, Radiodiagnóstico y Admisión.

Mientras, también se ha empezado a trabajar de forma coordinada con el Miguel Servet y el Clínico para tratar de agilizar las cirugías de columna.

Etiquetas
Comentarios