Aragón
Suscríbete por 1€

Soro dice ahora que no defiende el corredor Mediterráneo pero sitúa la TCP a largo plazo

Aunque asegura que la Travesía es "estratégica", prioriza la reapertura del Canfranc y el Cantábrico-Mediterráneo. El PP asume sus explicaciones como una rectificación y junto al PAR y C’s valora el eje central como irrenunciable.

El consejero de Vertebración, José Luis Soro, explicó ayer en las Cortes sus líneas estratégicas.
El consejero de Vertebración, José Luis Soro, explicó ayer en las Cortes sus líneas estratégicas.
J. I. pérez/cortes

Solo un día después de decir que había que "cambiar el chip" con el corredor Mediterráneo, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, manifestó ayer que no defendía dicho eje ferroviario al mismo tiempo que situaba la Travesía Central del Pirineo (TCP) a largo plazo. Negando expresamente que sus palabras supusieran una rectificación, puntualizó que defender la inclusión del ferrocarril Zaragoza-Valencia como un ramal del corredor Mediterráneo, como sugiere la Comisión Europea, "no significa" defender dicho corredor. "Significa aprovecharse de las indudables ventajas que nos reportaría, que es muy diferente", apostilló.

En su comparecencia en las Cortes para detallar sus líneas estratégicas, José Luis Soro aprovechó para explicar su postura acerca de los grandes proyectos ferroviarios: "El Gobierno no renuncia a la Travesía, pero ahora mismo tenemos sobre la mesa dos proyectos muy urgentes y, además, compatibles con la TCP, en los que nos estamos jugando el todo o nada en los próximos meses: el Canfranc y el corredor Cantábrico-Mediterráneo".

El líder de CHA recordó que el PP siempre consideró compatibles los ejes ferroviarios de la Travesía y del Mediterráneo, señaló que no podía ser responsable de la interpretación de sus palabras que la prensa levantina hubiera hecho en su visita a la consejera valenciana y añadió que sus explicaciones no suponían un giro. "Digo aquí lo mismo que dije allí", apostilló.

El consejero de Vertebración del Territorio explicó que su estrategia tiene tres horizontes temporales distintos para el Canfranc, el eje Cantábrico-Mediterráneo y la TCP, cada uno con un "alcance diferente" y, al mismo tiempo, "plenamente compatibles". Puso el acento en la reapertura del paso internacional, fijando como fecha "irrenunciable" el 2020. "Aquí no daremos ni un paso atrás. No renunciaremos ni a una traviesa", dijo antes de explicar que a medio plazo se sitúa el eje Cantábrico-Mediterráneo y a largo plazo, la TCP.

Sus explicaciones convencieron a todos los grupos parlamentarios, aunque el diputado popular Javier Campoy le advirtió de que con la Travesía no cabía "ninguna tontería" y defendió este proyecto como irrenunciable, al igual que hicieron el PAR y Ciudadanos a lo largo de la jornada. Campoy entendió las explicaciones de Soro como una rectificación, aunque su portavoz parlamentario, Roberto Bermúdez de Castro, ya había anunciado por la mañana la solicitud de comparencia del presidente Lambán para que explicara la posición de la DGA respecto al eje centraltras la "grave irresponsabilidad".

El líder del PAR, Arturo Aliaga, también defendió la prioridad aragonesa por la TCP y consideró que las declaraciones de hace dos días de Soro suponían un descarte "casi de facto" de la Travesía, que calificó de "entreguismo" y "renuncia". Por la tarde, en la comisión de Vertebración del Territorio y tras escuchar al consejero, su compañera Berta Zapater evitó las críticas y reiteró la tesis de que el paso central de Aragón no se podía "aparcar".

El parlamentario de Ciudadanos Jesús Sansó manifestó que la Travesía era "imprescindible" al existir tan solo dos pasos en los extremos del Pirineo, aunque manifestó que estaba de acuerdo con las "líneas básicas" del consejero de Vertebración.

Mientras, la diputada de Podemos Violeta Barba coincidió con Soro en la "apuesta" por el Canfranc para acometer luego la TCP, "que es muy discutible que se pueda realizar".

Por su parte, el presidente de la CEOE-Teruel, Carlos Torre, calificó como "un acierto" que la DGA apueste por el eje Mediterráneo y la integración de la vía Zaragoza-Valencia como ramal. "Por ahí sí que podemos lograr dinero europeo", afirmó. "Donde veamos un céntimo que puede venir a Teruel, allí estaremos", dijo. En la misma línea, el portavoz de Teruel Existe, Ramón Perales, opinó que el Gobierno de Aragón ha estado "cegado" con la TCP a pesar de que Europa no apoyaba este proyecto como prioritario.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión