Despliega el menú
Aragón

Fracasa el último intento de Agapito para evitar sentarse en el banquillo

?Recusó a todos los magistrados de la Sala que debe juzgarle a partir del lunes, pero el TSJA ha rechazado su recurso.

Agapito Iglesias, junto a su abogado, en una de sus últimas visitas a la Ciudad de la Justicia.
Agapito Iglesias, junto a su abogado, en una de sus últimas visitas a la Ciudad de la Justicia.
duch

El expropietario del Real Zaragoza y dueño de Codesport, Agapito Iglesias, deberá sentarse el próximo lunes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial para ser juzgado por el llamado caso Naves y enfrentarse a una petición de cárcel de entre 12 y 15 años. El empresario intentó evitarlo cuestionando la imparcialidad de todos los jueces que integran la Sección VI, que serán los encargados de enjuiciarle y dictar sentencia. Pero de nada le ha servido, puesto que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) rechazó ayer la recusación alegando que "no están justificados los temores del recusante de que exista un prejuicio de los magistrados en su contra".

Además de Agapito Iglesias, por el caso Naves –uno de los cuatro procedimientos judiciales en torno a Plaza que, tras el archivo del caso Cuadros, todavía siguen abiertos– se va a juzgar al exviceconsejero de Obras Públicas del PSOE Carlos Esco; al exgerente de Plaza,Ricardo García Becerril; y al ex director técnico de esta sociedad pública, Miguel Ángel Pérez Cervantes. La Fiscalía y las acusaciones particulares –a cargo de Plaza, la DGAy UPyD– les imputan delitos de malversación, falsedad, estafa y administración desleal.De hecho, les acusan de haber consentido un sobreprecio de 17,8 millones de euros en la construcción de 119 naves en el complejo logístico.

Los abogados de Agapito Iglesias presentaron el escrito de recusación contra los jueces de la Sección VI el pasado 14 de mayo. Y lo hicieron por entender que el haber resuelto varios recursos de apelación contra decisiones del juez instructor del caso Naves "viciaba" su imparcialidad. Según los letrados, en las resoluciones que en su día dictaron estos magistrados se recogen "afirmaciones, manifestaciones, aseveraciones y juicios de valor que evidencian la existencia de claros prejuicios sobre los hechos objeto de acusación y sobre la eventual culpabilidad de los acusados".

Consultada sobre la recusación, la Fiscalía emitió la semana pasada un informe en el que proponía la desestimación del recurso. Para el ministerio público, "a través de los autos dictados, los magistrados se limitan a un mero control formal o abstracto de la resolución impugnada, sin tomar partido por los elementos nucleares de los delitos imputados". A la misma conclusión ha llegado el TSJA tras examinar los seis autos dictados por la Sección VI en relación al caso Naves. De ahí que haya terminado por rechazar la recusación y permitir que estos magistrados juzguen a los cuatro acusados.

Etiquetas
Comentarios