Despliega el menú
Aragón

La Policía sorprendió en pleno golpe a la banda que robó en 47 pisos en Miraflores

Los cuatro detenidos, de origen georgiano, pasarán hoy a disposición judicial.

El inspector jefe del Grupo de Robos, Fernando Sánchez, ayer con efectos intervenidos a la banda.
El inspector jefe del Grupo de Robos, Fernando Sánchez, ayer con efectos intervenidos a la banda.
o. duch

El Grupo de Robos de la Policía Nacional desarticuló el viernes pasado una banda criminal de origen georgiano que los traía de cabeza desde mediados de agosto, con 47 pisos robados en la zona del paseo de Rosales. El grupo criminal estaba dispuesto a ampliar la lista de afectados con otras 18 viviendas, marcadas con plásticos transparentes, pero los agentes activaron la Operación Rosales y los detuvieron in fraganti.

La vigilancia estaba dispuesta en varias viviendas del parque Miraflores al detectarlas en el paseo de Rosales, la calle de Uncastillo, el Camino de las Torres y Cesáreo Alierta. La Policía detuvo a los integrantes de la banda cuando iban a dar otro golpe. Los agentes hallaron diversos efectos en el coche en el que se desplazaban, como un ordenador portátil, numerosas herramientas (linternas, llaves inglesas, destornilladores, llaves de grifa, ganzúas...) y más de 3.000 euros en efectivo.

"Las joyas normalmente las envían en paquetería a sus países. Por eso en muy pocas ocasiones se les llega a coger con ellas", señaló el inspector jefe del Grupo de Robos, Fernando Sánchez. Residían fuera de Zaragoza y el objeto de todos los robos en las viviendas eran joyas y dinero.

Un grupo itinerante en el norte

Los cuatro detenidos, unos varones entre 38 y 52 años, "muy profesionales y bien vestidos" como los describió ayer el jefe de la Brigada Regional de Policía Judicial, Antonio Palomo, integraban un grupo itinerante por el norte de España. Hoy pasarán a disposición judicial tras haberse negado a prestar declaración en la Jefatura Superior de Policía, explicó el inspector jefe del Grupo de Robos, Fernando Sánchez.

Su modo de operar era seleccionar un bloque de viviendas, marcar las puertas de los pisos que estaban desocupados y abrirlas con una ganzúa o con el método del ‘bombing’, que no violentaba las cerraduras ni producían daños ni ruido. Los robos detectados se produjeron siempre de noche, desde el fin de semana del 15 de agosto. En especial la vivienda más castigada fue del paseo de Rosales número 26, donde sustrajeron en 14 viviendas, tal como publicó HERALDO.

El problema que generó para la Policía fue que las víctimas no estaban en Zaragoza y solo cuando regresaban de vacaciones se enteraban de los robos. Aun así, algunos fueron avisados por los agentes del Grupo de Robos.

Los cuatro detenidos integran una célula independiente de georgianos que es de las más activas del panorama nacional y no tienen relación con otros arrestados hace una semana en relación con otros robos de viviendas y trasteros.

La Operación Rosales no se ha cerrado todavía y caben otras detenciones. La Policía de Zaragoza mantiene contactos con compañeros de otras provincias del norte del país para determinar si a la banda desarticulada pueden imputarse más robos fuera de la capital aragonesa. El delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, felicitó ayer al Grupo de Robos.

Etiquetas
Comentarios