Despliega el menú
Aragón

La Plataforma contra el cierre del Sancho Ramírez pide al tripartito que respalde la continuidad del cuartel

Representantes del colectivo se reúnen hoy con el alcalde de Huesca (PSOE) y las concejales de Cambiar y Aragón Sí Puede y reclaman una moción institucional.

Patricia Novo y Luis Felipe durante la reunión celebrada en junio, tras la investidura del alcalde.
Patricia Novo y Luis Felipe durante la reunión celebrada en junio, tras la investidura del alcalde.
R. gobantes

La Plataforma de Afectados por el cierre del cuartel Sancho Ramírez pedirá hoy al tripartito del Ayuntamiento de Huesca una moción institucional de apoyo a la continuidad de las instalaciones , que Defensa prevé desmantelar el año que viene de acuerdo con los planes de reorganización de Defensa anunciados. El alcalde, Luis Felipe (PSOE), mostró su respaldo a esta reivindicación en su discurso de investidura y en la reuión de junio, pero la portavoz del colectivo, Patricia Novo, reclama el pronunciamiento de los otras dos formaciones del gobierno municipal Cambiar y Aragón Sí Puede, de nueva entrada en la corporación.

"Tenemos que empezar desde cero con todas las instituciones porque necesitamos de nuevo el respaldo de todos los responsables políticos", comenta Novo.La Plataforma se constituyó a principios de años, tras hacerse públicas las intenciones del Ministerio de clausurar el cuartel de Huesca, donde trabajan 250 personas, y de trasladar al Grupo de Transporte IX/41 a Zaragoza, donde tiene la base la agrupación a la que pertenece. Las familias de los militares se movilizaron para impedirlo, aportando entre otros argumento el impacto económico que el funcionamiento del Sancho Ramírez tiene en la capital oscense, que se cifra en unos 8 millones de euros anuales. Es, además, el último cuartel que queda en la ciudad, donde en 1994 había 1.100 efectivos.

En apenas cuatro meses, la Plataforma consiguió reunir 13.000 firmas contra su cierre, así como el respaldo de las instituciones locales, provinciales y autonómicas. La entonces alcaldesa, Ana Alós (PP), se reunió incluso con el ministro de Defensa Pedro Morenés para tratar de convencerlo de que el cuartel debía seguir abierto. Pero fue en vano.

Alós envió también una carta al presidente de España, Mariano Rajoy, en la que reclamaba para Huesca el mismo trato que tuvieron Cáceres y San Fernando (Cádiz), donde se echó atrás el cierre de las instalaciones militares que se había anunciado. Pero no hubo respuesta. Parece que tampoco la ha tenido la misiva que unos días después de acceder a la alcaldía envió Luis Felipe al mismo destinatario y con idéntica petición.

En la reunión de hoy, los afectados por el cierre del acuartelamiento, además del apoyo expreso del tripartito, preguntarán por la "estrategia" que va a seguir el gobierno municipal para tratar de impedir que los planes de reorganización, que ya han empezado en Zaragoza, se lleven a cabo en Huesca. Según dicen, necesitan saber si el apoyo conseguido a finales del pasado mandato se mantiene sin fisuras, ya que el acuerdo entre las tres formaciones para la investidura del alcalde no se mencionaba la continuidad del cuartel.

Tampoco se nombra al Sancho Ramírez en el pacto de gobierno firmado después, donde la única referencia que puede encontrarse es la exigencia a los gobiernos central, autonómico, provincial y comarcal de "como mínimo el mantenimiento, y en su caso la ampliación, de los puestos de empleo público en la ciudad en todos los aquellos ámbitos de su competencia".

Conocer el coste del traslado

La portavoz de la Plataforma recordó también que los argumentos de Defensa para clausurar las instalaciones de Huesca son económicos, para racionalizar el gasto. El mantenimiento anual del Sancho Ramírez asciende a 700.000 euros, pero "vamos a pedir al PSOE que haga una pregunta parlamentaria para saber cuál es el presupuesto para el traslado de la brigada de Transporte a Zaragoza"", apunta.

Patricia Novo señala que el rechazo a cierre del acuartelamiento consiguió el respaldo oficial de las instituciones en Aragón, "pero en Madrid nos ignoran". Es por ello que la Plataforma, a través de los comités locales del PP y del PSOE, quiere solicitar entrevistas con la vicepresidenta del gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, y con el secretario general de los socialistas y candidato a la Moncloa, Pedro Sánchez. "Queremos hablar con los responsables de los dos partidos mayoritarios", apostilló la portavoz, quien confía en que si en diciembre hay un cambio en el gobierno de España el cierre del Sancho Ramírez se anule.

Etiquetas
Comentarios