Aragón

Y en Zaragoza se escuchó de nuevo el rugido del gorila

?La sala de conciertos King Kong reabrió sus puertas entre una gran expectación tras estar casi 20 años cerrada.

Cuti, Agustín Gil, Santi Castillo, Tomás Gómez e Iñaki Villuendas, a la entrada de King Kong.
asier alcorta

Apenas ofreció conciertos durante año y medio a mediados de los 90, pero la sala King Kong (calle de Monasterio de Rueda, 4) dejó un regusto especial; tanto que ayer, su reapertura, generó una gran expectación. Casi 20 años después, el nombre de la sala y su responsable, Agustín Gil, son los únicos detalles que permanecen inalterables.

El espacio tampoco ha cambiado mucho, aunque sí lo ha hecho la música. "Hoy no se escucha como a mediados de los 90; hay más salas de conciertos pero acude menos público", comentaban Agustín y su socio Santi Castillo. Este, sin duda, es su principal reto: atraer a jóvenes con ganas de "engorilarse". En las manos del programador Tomás Gómez recae buena parte de esa responsabilidad, que ayer se concretó en una bonita sorpresa: la presencia del grupo Dr. Cuti & The Mogambos.

Al escenario se subieron Juan Ramón Vericad, ‘Cuti’; Guillermo Mata y José Luis Seguer, ‘Pletes’. Hicieron dos pases de media hora para dar la bienvenida a tantos buenos amigos con la proyección de la película ‘King Kong’ de fondo. Por la sala se dejaron ver el diseñador Iñaki Villuendas; la realizadora Vicky Calavia; músicos como Nines Cárceles, de La Nube, o el empresario José Luis Yzuel.

Con un picoteo y un vino se brindó por el feliz regreso que no solo aspira a ser musical. También girará alrededor de la danza, el teatro, el cabaré y otras disciplinas artísticas. Tras la reapertura, hoy empieza la segunda nueva vida de la sala King Kong, y lo hace pisando fuerte: con Doctor Explosión, que presenta nuevo disco, y Los Turbios.

Etiquetas
Comentarios