Despliega el menú
Aragón

Gastronomía

Tres empresas aragonesas se unen para mejorar la bollería y abrir mercados en el exterior

El proyecto Nufex, con un presupuesto de 381.800 euros, se orienta a lograr productos de mayor duración y más naturales.

Nufex es el nombre del proyecto ‘Nuevas formulaciones de pastelería y rellenos de fruta para apertura de mercados de exportación’, en el que se han embarcado tres empresas aragonesas ­–Taisi, Magdalenas Lázaro y Lapasión­– que aspiran no solo a mejorar sus productos, sino a hacerlo con vistas a incrementar su éxito en mercados de otros países. Ello exige dotar a estos alimentos de una vida útil que les permita soportar largos viajes y mantener óptimas condiciones durante el almacenamiento y una vez en los lineales de los comercios. "Los productos destinados a la exportación deben poder llegar al mercado no solo en buenas condiciones microbiológicas, sino también organolépticas, que aguanten meses y no se queden resecos, ni pierdan sabor o color", explica Ruth Lázaro, directora de Taisi.

Lázaro detalla que el planteamiento de Nufex implica experimentar "con aditivos naturales" y con modificaciones en los procesos de elaboración y envasado, con vistas a alargar el periodo en que el producto puede llegar al cliente con buena calidad. Este proyecto de I+D+i involucra también a la Universidad de Zaragoza y el Clúster Aragonés de Alimentación, y cuenta con un presupuesto de 381.801,9 euros.

El Ministerio de Economía y Competitividad, dentro de su Programa de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad, lo ha respaldado con una subvención de 89.322 euros y un préstamo de 178.125 euros. Un apoyo importante porque, como señala Lázaro, "las empresas grandes tienen medios para innovar y competir, pero las pequeñas, si no se nos aportan recursos, no podemos generar proyectos de esta envergadura".

No obstante, subraya que también es fundamental "la mentalidad" de las empresas pequeñas y medianas, "hacer cosas en consorcio" para aunar esfuerzos y considerar que el dinero que exige un proyecto así "no es un gasto, es una inversión a medio-largo plazo". "Investigar es como internacionalizar, no se hace de la noche a la mañana", apostilla la directora de Taisi, empresa que es este año finalista al Premio Open Innovation, que se entregará el día 22 en un acto organizado por el Instituto Aragonés de Fomento y la Asociación Española de la Calidad.

Rivales que cooperan

Ruth Lázaro dice que Nufex es "un proyecto bonito" no solo porque en él se alían los saberes y capacidades de tres industrias de larga trayectoria, sino también porque dos de ellas cooperan a pesar de ser competidoras entre sí –como ocurre con Magdalenas Lázaro y Lapasión– y porque hay "integración vertical, estamos desde el fabricante de ingredientes hasta el que elabora el producto final que va a consumo directo". Esta verticalidad es clave para mejorar, comenta, porque "por muchas mejoras que yo haga en los ingredientes, si las industrias que son mis clientes no las quieren probar, estoy limitada; y viceversa, si yo no soy capaz de mejorar ingredientes, los limito a ellos".

Nufex es un proyecto de tres años de duración que responde a la necesidad de las empresas de ampliar el mercado exterior para sus productos, pero también a una demanda creciente en la sociedad: que la oferta de la industria alimentaria al consumidor "dure más, llegue en mejores condiciones y que todo sea natural". Unas "condiciones muy restrictivas" que exigen un serio esfuerzo de mejora continua.

Etiquetas
Comentarios