Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La Estación, un vivero teatral en las vacaciones

El espacio escénico zaragozano mantiene desde 2006 un programa de residencias artísticas durante el verano.
Las compañías dirigidas por Paco Ortega y Jesús Bernal, y el actor Javier Arnas, ensayan sus próximos espectáculos.

Paco Ortega –en el centro– da instrucciones en uno de los ensayos a Ana Pérez de Saracho (con pantalones) y Minerva Arbués. Mientras, Isabel Rodríguez permanece sentada en el banco.
Paco Ortega –en el centro– da instrucciones en uno de los ensayos a Ana Pérez de Saracho (con pantalones) y Minerva Arbués. Mientras, Isabel Rodríguez permanece sentada en el banco.
ASIER ALCORTA

Agosto por la tarde en Zaragoza. Al abrir la puerta de la sala del Teatro de la Estación se escucha el ‘Oh my love’ de John Lennon cantado por una suave voz femenina. "Vamos a repetir la escena. Ana, te tengo que escuchar a ti, la música es de fondo". Son las indicaciones que el director Paco Ortega hace a las dos actrices que en ese momento ocupan el solitario banco blanco que preside el escenario. El resto de los elementos que compondrán la futura escenografía de la obra están marcados sobre el suelo con cinta aislante blanca.

Situaciones muy parecidas a esta se suceden durante todo el verano en La Estación, cerrada al público, pero abierta de par en par a los ensayos de las compañías residentes que preparan los montajes de la nueva temporada.

El director teatral y profesor de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza, Paco Ortega, alma máter del grupo Teatro Íntimo, está volcado en los ensayos de ‘La noche y las estrellas’. Una historia que define como una "comedia muy curiosa, cruce entre Almodóvar y ‘Esperando a Godot’, de Samuel Beckett", que Rafael Campos ha escrito inspirándose en las cuatro actrices que la interpretan: Ana Pérez de Saracho (Adela), Minerva Arbués (Julia), Isabel Rodríguez (Luisa) y Eve Sancho (Pia).

Este encuentro de dos grandes amigas con otras dos grandes amigas en una boda, que da pie a que tejan una malla de sentimientos y emociones y se sinceren entre ellas, inaugurará la programación de La Estación tras las vacaciones a finales de septiembre. Se trata de la tercera producción de Teatro Íntimo después de ‘La visita’ y ‘Carta de una desconocida’, en la que apuestan por el humor después de los dos montajes anteriores con tintes dramáticos.

La escenografía y el vestuario vuelven a correr a cargo del pintor Jorge Gay. "Todo transcurre en un jardín situado en el exterior de un restaurante donde se celebra una boda. Va a ser como uno de sus cuadros, con su peculiar estilo naif, en el que los elementos están más sugeridos que retratados", adelanta Ortega. Desde el 4 de agosto, cuando comenzaron con la lectura del guión, ocupan diariamente las tablas de la Estación, y tras un "descansillo" continuarán en septiembre.

El debut de Jesús Bernal

La nueva compañía zaragozana Teatro con botas fue la inquilina artística de la Estación en julio. Para su director, Jesús Bernal, esta es su casa. Lleva 23 años de carrera como actor y 16 como profesor de teatro en esta sala independiente. Con sus alumnos ha dirigido alrededor de 160 espectáculos, pero ‘La última oportunidad’, un texto del periodista y escritor Javier Vázquez, va a ser su debut en la dirección de profesionales. Cuando las actrices Carmen Marín y Marissa Nolla le dijeron que les apetecía hacer algo juntas aceptó el reto. "Para mí es reconfortante dar este paso, otras veces me lo habían planteado y ahora me apetece estar ahí, aunque la exigencia es mayor y la crítica se teme", cuenta.

¿De qué va ‘La última oportunidad’? "Gira alrededor de un concurso de televisión, en el que las participantes aspiran como premio a casarse con un millonario. Es una comedia hilarante, con un humor absurdo y disparatado detrás del que hay un trasfondo de crítica social a este tipo de programas que se ceban en la carnaza", resume Bernal. Carmen Marín y Marisa Nossa dan vida a 10 personajes, ya que cada una de ellas interpreta a cuatro concursantes, además de la presentadora y la regidora del programa. Les queda tela por cortar antes de la puesta de largo de ‘La última oportunidad’, prevista para finales de enero.

Reencuentro con Javier Arnas

La tercera residencia artística que tiene en el calendario la Estación es la del actor y director zaragozano Javier Arnas con un doble papel complicado: ‘Informe para una Academia’, de Frank Kafka, un complejo monólogo que dirigirá e interpretará. En los últimos 19 años ha desarrollado una intensa labor de enseñanza tanto en España como fuera de nuestro país, especialmente en Zurich, donde lleva dos compañías. Desde hace tiempo no actúa sobre un escenario zaragozano y este va a ser su particular "reencuentro".

‘Informe para una comedia’ es un monólogo de Pedro el Rojo que relata cómo de mono se convirtió en ser humano. Es una metáfora de la lucha interna de cada hombre por buscar su libertad e identidad. "Es un simio que pone un espejo a los seres humanos", resume Arnas, que llevaba en cabeza desde hace más de dos décadas montar este texto.

Hizo un castin entre algunos de sus alumnos y varios actores para que dieran vida a este "simio humanizado", pero al final se ha lanzado a interpretarlo él mismo. "Es un trabajo muy naturalista, desde el cuerpo, que requiere cambios de voz, corporales y un buen fondo físico", explica. Destaca que contará con el apoyo de "grandes amigos y profesionales" José Castelltort (iluminación), Carlos Estella (sonido), Paco Martínez Castillo y Ángel Laín (maquillaje), Ramón Fernández (escenografía) y Ramón Fernández y Mario Ronsano (asistentes). Estos días dirige en Madrid los ensayos de ‘Amador’ y en diciembre se concentrará para esta obra que "también quiero actualizar", y que se estrenará en marzo de 2016.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión