Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DGA todavía tiene que relevar a nueve altos cargos para cerrar su organigrama

Resta también por acometer la reestructuración de las empresas públicas.

Casi dos meses después de que Javier Lambán formara su Gobierno, todavía faltan varias piezas para completar el organigrama del nuevo Ejecutivo de PSOE y CHA, algunas de ellas de relevancia, como los relevos en el Salud o en la Dirección General de Presupuestos. En total, son nueve altos cargos los que deberían ser nombrados próximamente, alguno de los cuales podría llegar este martes, en el primer Consejo de Gobierno de septiembre. Además, todavía resta por acometer la mayor parte de cambios en las empresas públicas, que vivirán su particular

reestructuración.

Este relevo está pendiente en cuatro direcciones generales: la de Presupuestos, en Hacienda, al frente de la que todavía se encuentra Blanca Solans; lo mismo ocurre con la de Gestión Forestal (pertenece a Desarrollo Rural), que mantiene a Roque Vicente; la de Protección de Consumidores y Usuarios (ahora asignada a Derechos Sociales) y en la que aún no ha cesado Sergio Larraga; y la de Derechos y Garantías de los Usuarios (dentro del Departamento de Sanidad), también sin ocupar.

Asimismo, el nuevo Gobierno aún no ha procedido al nombramiento del nuevo gerente del Salud, manteniendo en funciones a Ángel Sanz; idéntica situación vive el Banco de Sangre y Tejidos, en el que todavía está al frente Fernando Puente; el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), en el que aún se mantiene Salvador Domingo como director en funciones; el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), con Luis Rosel en la misma situación; y Aragonesa de Servicios Telemáticos, cuya dirección en este caso está sin ocupar, explican fuentes de la DGA. Tampoco se ha producido relevo en la Agencia de Calidad y Prospectiva Universitaria, pero en este caso su responsable, Antonio Serrano, continuará durante esta legislatura.

Fuentes del Gobierno que preside Lambán señalaron que algunos de los relevos que restan todavía podrían demorarse varias semanas. Especialmente sensible es el caso de la Dirección General de Presupuestos, ya que septiembre es un mes clave a la hora de confeccionar las cuentas del próximo año. En esta ocasión falta conocer el plan de ajuste que deberá presentar el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en las próximas semanas.

Las empresas públicas

Por otro lado, el Ejecutivo autonómico aún tiene que acometer la mayor parte de la anunciada reestructuración empresarial, que podría incluir la supresión de alguna de las actuales empresas y cambios en sus respectivas direcciones.

Desde la DGA, en todo caso, afirman que aún es pronto para conocer qué directivos serán relevados y precisaron que algunos de los actuales podrían tener continuidad, al igual que ha ocurrido con determinadas direcciones generales de forma puntual.

Precisamente fue esta semana cuando se conoció el nombramiento de Félix Asín como consejero delegado de la Corporación Empresarial Pública, dentro del Departamento de Economía. Esta designación junto con la de Francisco de la Fuente como gerente de las cuatro plataformas logísticas aragonesas han sido los únicos movimientos en el caso de las empresas cuya gestión depende del Ejecutivo.

A lo largo del verano, los sucesivos consejos de Gobierno han servido para conocer con cuentagotas la composición del organigrama de los departamentos. Al reciente nombramiento de Asín le acompañaron el de Ana Vázquez en el caso del Inaem (a falta de que este organismo lo oficialice), de Ignacio Zarazaga en la dirección de Función Pública y de Miguel Miranda en Participación Ciudadana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión