Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un pasacalles festivo y teatral anticipará el pregón anunciador de las fiestas de este año

Un grupo de vecinos subirá al balcón del Ayuntamiento para acompañar a Carmen París. Se descentralizarán conciertos, folclore y actividades infantiles para llegar a algunos barrios. El programa se presentará públicamente el 1 de octubre en el Auditorio ante 2.000 personas.

Las fiestas del Pilar de este año recuperarán el pasacalles festivo por las calles de Zaragoza como aperitivo al pregón. Antes de que Carmen París abra con sus palabras los nueve días de juerga, alrededor de una decena de compañías de teatro aragonesas anunciarán el inminente inicio de las fiestas con un espectáculo callejero. El nuevo gobierno municipal de Zaragoza en Común rescata así la cabalgata, que ha aparecido y desaparecido del programa pilarista, aunque promete darle un nuevo aire.

Estos días se están cerrando los contratos con los profesionales que participarán en el pasacalles, aunque desde el área de Cultura no avanzaron el recorrido o el estilo del desfile. Se trata de una de las novedades que incluirá el pregón de este año del día 10 de octubre, pero no será la única. En el balcón también habrá cambios llamativos, que pasan por el espectáculo en sí que se va a organizar y por la presencia de un grupo de vecinos de la ciudad junto a la pregonera y al alcalde. El sistema de elección de estas personas se conocerá durante los próximos días.

El margen de maniobra que ha tenido Zaragoza en Común para organizar las fiestas ha sido escaso, ya que el presupuesto y la programación base se trabajaron antes de su llegada al poder. Sin embargo, los nuevos responsables de Cultura sí han querido dejar su sello en la medida de lo posible. Por ejemplo, prometen dar más importancia al río Ebro y, sobre todo, descentralizar las fiestas, llevando a algunos barrios "música, folclore, actividades infantiles y espectáculos en la calle", como señala el concejal de Cultura, Fernando Rivarés. Aún no está cerrado a qué distritos llegarán las fiestas, pero se espera que lo hagan a los más poblados y a algunos de los más alejados, para que en los días de escuela los niños y las familias no tengan que acercarse al centro.

Otra de las novedades será la presentación de los Pilares. La idea es que deje de ser un acto cerrado a políticos y patrocinadores, para hacer algo abierto a 2.000 personas en el Auditorio. El 1 de octubre allí se mezclarán las actuaciones y el teatro con la puesta de largo del programa. También se pretende cambiar el acto protocolario de entrega de la Medalla de Oro y los hijos predilectos y adoptivos. Incluso se estudia la posibilidad de sacarlo del salón de plenos y unirlo a la presentación de las fiestas.

Por último, el Ayuntamiento está preparando una campaña contra las agresiones sexistas en las fiestas, bajo el nombre ‘No es no, también en Pilares’. Tras trabajarlo con los colectivos que luchan contra la violencia machista, se hará una campaña gráfica y de actividades con este lema.

Abrir el debate del modelo

Será a partir del año que viene cuando ZEC le dé a las fiestas del Pilar la impronta que quiere. Aunque de momento no avanzan los detalles, sí apuntan que abrirán "el debate sobre el modelo de fiestas", como anticipa Rivarés. "Hay cosas que tenemos buenas y otras a las que hay que darles la vuelta porque han quedado desfasadas", señala. A su juicio, la base de los Pilares tiene que ser "la fiesta, un mayor valor cultural y la proyección exterior". En cuanto a esto último, Rivarés cree que "los símbolos de las fiestas hay que mantenerlos, aunque hay que ver qué tipo de imagen queremos mandar".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión