Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las 39 peñas inscritas en Borja tendrán hasta mayo para adaptarse a la norma

La ordenanza será definitiva a partir de noviembre tras pasar un mes en exposición pública.

La ordenanza que regulará las peñas de Borja y que obligará a tomar medidas de seguridad en estos locales será aprobada definitivamente en noviembre. No obstante, las 39 peñas que se han registrado en el Ayuntamiento (hay diez más que no lo han hecho) tendrán de plazo hasta mayo para adaptarse a la norma.

Según concretó el alcalde de Borja, el socialista Eduardo Arilla, la nueva norma, de la que hasta ahora carecía el Ayuntamiento, se llevará al pleno de septiembre para su aprobación inicial y estará después un mes a exposición pública para posibles alegaciones. Este aseguró que la mayor parte de los puntos ya se han consensuado previamente entre los partidos, por lo que si los plazos se cumplen, esta podría estar lista antes de que finalice el año.

"Los puntos más importantes han sido previamente acordados entre los grupos políticos", concretó Arilla.

Los peñistas ya han podido conocer de primera mano algunas de las nuevas normas que se incluirán en la ordenanza. El alcalde les informó en una reunión que mantuvo el jueves con los peñistas para programar las fiestas del próximo septiembre.

Esta ordenanza fue una de las primeras cuestiones en las que se puso a trabajar el equipo de gobierno que encabeza Arilla y después de que el pasado 5 de junio se registrara un incendio en una peña de la ciudad y en el que resultaron heridas tres jóvenes.

Algunas de las medidas

Entre las normas que se incluirán en la ordenanza destaca que todos los locales deberán contar con extintores que permitan sofocar cualquier conato de fuego. Deberán colocarse puertas antipánico, que disponen de un mecanismo que garantiza la fácil apertura de una puerta accionando una barra horizontal. También serán obligatorios tanto el detector de humos como que el local tenga ventilación.

Una de las principales quejas por las peñas es el ruido y, por eso, todas las ordenanzas de este tipo incluyen un apartado centrado en estas cuestiones. Arilla aseguró que se prohibirá sacar muebles al exterior de los locales y se establecerá un tope máximo de decibelios para evitar que el ruido moleste a quienes viven cerca de cualquiera de estas peñas.

El Consistorio borjano emitió un bando para que las peñas se registraran y aportaran datos como el nombre, dirección o año de nacimiento de cada uno de los componentes de estas agrupaciones.

Además, los bomberos voluntarios de la ciudad darán charlas de prevención para los peñistas con el objetivo de explicar, entre otras cosas, cómo reaccionar ante una emergencia. El objetivo no es otro que evitar que se repitan episodios como el que ocurrió el pasado junio, un incendio que pudo acabar en tragedia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión