Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

De icono del Tubo a nueva cabezuda

En las próximas fiestas del Pilar volverá a crecer la comparsa de gigantes y cabezudos. Estos días se dan los últimos retoques a la figura de Serafina, la popular cigarrera.

Ana Nicolás, en su taller del barrio Jesús, con las fotos de Serafina y el prototipo con el que ganó el concurso.
Ana Nicolás, en su taller del barrio Jesús, con las fotos de Serafina y el prototipo con el que ganó el concurso.
asier alcorta

Resulta paradójico que lo que más problemas está dando sea, precisamente, el cigarro. "Es la parte más frágil y es fácil que los niños, encorriéndola o saludándola sin querer, se lo arranquen. Imagino que tendremos que hacerle varios por si acaso se le cae", cuenta Ana Nicolás, que estos días da los últimos retoques en su taller del barrio Jesús a una de las grandes novedades de las próximas fiestas del Pilar: el cabezudo de Serafina, la cigarrera del Tubo.

La escultora, de cuyas manos ya salió hace dos años Azutero, ganó el concurso municipal para diseñar y construir un icónico personaje que recuerdan muchos zaragozanos con su mandil junto a su pequeño puesto de la calle de los Mártires. "No es muy glamurosa, pero sí reconocible. Estamos buscando los pendientes exactos que usaba la cigarrera y apenas nos falta ya acabar las gafas. También llevará un delantal, en donde Serafina acostumbraba a guardar el tabaco", explica Nicolás, que ya tiene prácticamente acabada la gran cabeza de cartón piedra y fibra de vidrio, que pesa unos 4 kilos.

A la nueva cabezuda la portará un bombero –siempre son funcionarios municipales quienes se esconden bajo los personajes– que tendrá que ingeniárselas para ver a través de la boca semitorcida de la figura. "Azutero también la tiene ladeada pero porque es jotero y está cantando. En el caso de Serafina el problema es que todas las fotos de las que disponemos aparece con el cigarro entre los labios y la boca cerrada. Hemos tenido que idear esta pequeña trampa para que el portador pueda ver", cuenta la autora, que ha hecho las veces de doctora Frankenstein para dar vida a la criatura.

De cine y de atrezo

Nicolás, viuda del famoso escultor Carlos Ochoa, cuenta que empezaron a crear cabezudos a petición del mismísimo Terry Gilliam, quien necesitó algunas figuras para su película ‘El hombre que mató a Don Quijote’. Años después, Hollywood volvería a llamar a sus puertas para hacer los ‘kilikis’ en ese pastiche peliculero de Tom Cruise (‘Día y Noche’) que situaba los sanfermines en Sevilla.

En 2013 cuando el Ayuntamiento decidió ampliar la comparsa de cabezudos se presentó al concurso con la empresa Tres Barras, con la que Félix Zapatero colabora también en los decorados y el atrezzo de ‘Oregón Televisión’. Nicolás ganó aquel concurso –con una interpretación libre del Royo del Rabal, cuya imagen era desconocida– y este 2015 se ha llevado el gato al agua con Serafina, a la que ha reproducido fielmente. El pliego de condiciones exigía que el nuevo cabezudo respetara la estética y tradición del pasacalles, contara con un fundamento histórico y obtuviera –claro– el visto bueno de la comisión de actos tradicionales de las fiestas.

También decía el concurso que se debían presentar varias letras para la coplilla con la que los niños provocarán a la cigarrera antes de echar a correr y Nicolás cuenta que presentó hasta tres cancioncillas distintas, aunque aún no sabe cuál será la elegida. La inversión máxima prevista por el Ayuntamiento era de 10.890 euros pero como se valoraban las "ofertas a la baja", la factura final de Serafina se ha quedado lejos de esa cifra –y eso que la de Nicolás no era la propuesta más barata–.

El concejal de Cultura, Fernando Rivarés, tiene previsto presentar la programación de las fiestas en las próximas semanas, en una cita que –presumiblemente– servirá también para la puesta de largo de Serafina, que recibirá un bautizo en toda regla. La cigarrera del Tubo, a quien ya se le prometió un cabezudo en vida, volverá este año a las calles de Zaragoza después de que las dejara para siempre hace cuatro años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión