Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Rescatan a un perro atrapado en un cepo en una tierra de labor de Zamora

Imputan a la persona que presuntamente colocó la trampa un delito contra la flora y la fauna por maltrato animal.

Tras liberar al perro, los agentes del Seprona identificaron a su dueño y se lo entregaron.
Tras liberar al perro, los agentes del Seprona identificaron a su dueño y se lo entregaron.
Guardia Civil

Agentes del Seprona de la Guardia Civil rescataron a un perro atrapado en un cepo colocado semioculto en una tierra de labor de Zamora e instruyeron diligencias contra el propietario de la finca como presunto autor de un delito contra la flora y la fauna por maltrato animal.

La imputación de la persona que presuntamente colocó la trampa se ha realizado esta semana después de la investigación iniciada el pasado día 16, cuando el Seprona, con ayuda de la colaboración ciudadana, liberó al perro atrapado en un cepo en una finca de la carretera de Almaraz, según ha informado este viernes la Guardia Civil en un comunicado.

La trampa se encontraba anclada al suelo mediante un hierro y junto a ella, a modo de cebo, habían colocado un tostón muerto en avanzado estado de descomposición.

El cepo es un arte de caza prohibido causa un sufrimiento extremo a los animales que quedan atrapados en él, ya que al intentar huir, se producen graves heridas en las partes que quedan asidas por el cepo y llegan en ocasiones a seccionarse algún miembro del cuerpo e incluso a provocar la propia muerte, según la Guardia Civil.

Además, se trata de un tipo de trampa masiva y no selectiva, lo que puede originar daños a cualquier especie, no solo de caza, a lo que se añade que al encontrarse semioculto entre los frutos que tenía la tierra de labor suponía un peligro para las personas que pudieran deambular por la zona, principalmente cazadores.

Tras liberar al perro, los agentes del Seprona identificaron a su dueño y se lo entregaron para que lo llevara a un veterinario para ser curado de las heridas.

Además, iniciaron una investigación que permitió determinar quien fue el que colocó el cepo.

El vigente Código Penal establece para este tipo de delitos pena de prisión de cuatro meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses e inhabilitación especial para el ejercicio de la caza por tiempo de uno a tres años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión