Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Romanos celebra sus distinguidas Migas y Vino en Teja

La fiesta, declarada el 12 de agosto de Interés Turístico de Aragón, congregó ayer a cientos de personas en el pueblo.

La localidad zaragozana de Romanos celebró ayer su popular Fiesta de las Migas y Vino en Teja con gran éxito de convocatoria. Cientos de personas participaron en la celebración, que se realizaba por primera vez desde que el pasado 12 de agosto fuese declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, acudió al acto y fue el encargado de abrirlo al ser la primera persona que bebió el vino de la teja y que cogió el puñado inicial de migas, un privilegio que le cedió David Tomás Pardos, alcalde de la localidad, que suele encargarse de hacerlo tradicionalmente.

El alcalde se mostró "muy orgulloso" de presidir este clásico acto y expreso su "enorme satisfacción" por haber obtenido el reciente reconocimiento. "La declaración de Fiesta de Interés Turístico de Aragón ha sido un objetivo largamente esperado. Hace diez años que lo solicitamos y ahora por fin el trabajo de los vecinos, los verdaderos artífices de que podamos seguir con esta celebración, se ve recompensado", aseguró Pardos.

Un acto con gran simbolismo

La tradición de las ‘Migas y Vino en Teja’ es una fiesta en la que colaboran todos los vecinos del municipio preparando las migas y los vinos. Algunos los donan, mientras que otros los preparan, una elaboración en la que suelen participar vecinos tanto del pueblo como de otros puntos del campo de Romanos, pues este evento coincidía antiguamente con la despedida de los agosteros, que eran los jornaleros que llegaban desde otras zonas para la siega en este municipio.

La primera edición del acto data de 1926, aunque se cree que se realizaba desde mucho antes debido a los instrumentos y vestimentas que se utilizan. Esta fiesta tiene además una fuerte carga simbólica para los vecinos, porque les permite disfrutar de una serie de elementos tradicionales como el almú, que es un instrumento de medición de alimentos, o los carros de forja, en los que se reparten las migas por toda la localidad.

En la reciente aprobación del Interés Turístico, la DGA destacó que esta celebración "forma parte de la tradición de esta localidad, por su antigüedad y continuidad a lo largo del tiempo y la originalidad y diversidad de sus actos, dando lugar a un fenómeno turístico con gran atracción de visitantes", señalaron fuentes del Ejecutivo autonómico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión