Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"La King Kong reabrirá el próximo 11 de septiembre"

Agustín Gil, titular de la licencia otorgada a la sala de conciertos, reitera que el espacio cumple todos los requisitos.

La fachada de la sala King Kong, con la nueva salida de emergencias –izquierda–, ayer por la tarde.
La fachada de la sala King Kong, con la nueva salida de emergencias –izquierda–, ayer por la tarde.
ha

Después de casi un mes de obras de remodelación, que incluyen una nueva salida de incendios en la fachada del local, la sala King Kong tiene previsto abrir el próximo 11 de septiembre, casi dos años después de su fallido retorno a la actividad. La oposición frontal de la comunidad de vecinos del número 4 de la calle Monasterio de Rueda y los comercios y viviendas del callejón del Diccionario, sito en la trasera del local y catalogado por la consejería de Urbanismo como espacio privado, llegó a los tribunales; el hecho de no poder disponer de la salida de incendios original, que daba al citadocallejón, hizo entonces que la justicia fallara en contra de la sala.

Agustín Gil, titular de la licencia de apertura de la King Kong y su fundador hace 20 años, estaba ayer contento ante la inminente reapertura del local. "Ha sido un camino largo, pero sí, la King Kong va a reabrir el 11 de septiembre. Hace dos años, el problema de la ubicación de la salida de emergencia lo hizo imposible. Entonces comenzamos los trámites para una nueva licencia de obras, que nos concedieron a principios de este año tras incluir en el plan la salida de emergencias en la fachada, justo donde está la gran ilustración de Iñaki Villuendas que nos identifica. Antes hubo litigios con la comunidad de vecinos, que se negaba a que abriéramos un agujero delante, pero el Ayuntamiento nos ha permitido esta variación. El proceso exige ser minucioso, no se da una licencia así como así: cumplimos todos los requisitos exigibles. Los cambios en la decoración han sido mínimos, así que quienes la recuerden de la época de los noventa la encontrarán muy similar en ese aspecto".

Adecuación y actividad

Nuevas obras en el interior de la sala han reforzado la insonorización y han acortado los metros cuadrados útiles. El aforo será de 280 personas. La licencia de apertura entra en vigor en septiembre: la fiesta de inauguración está prevista para el viernes 11, y al día siguiente llegará el primer concierto, con la veterana banda asturiana de rock Doctor Explosion en el escenario. De momento no ha habido una manifestación pública de los vecinos al respecto, con la excepción de volver a colocar una valla pegada a la antigua salida de emergencias (hoy tapiada) en el callejón del Diccionario. Gil reitera su deseo de acercar posturas. "Nos gustaría, pero hasta ahora ha sido imposible.El dueño del local forma parte de la comunidad de vecinos del inmueble, y acude a las reuniones, aunque no esté de acuerdo con lo que allí se dice. Nosotros invitaremos a todos a que nos visiten, para tener un convivencia pacífica".

Gil se encargará personalmente de la selección musical de la King Kong, tal y como ha hecho durante años en La Casa Magnética. También se abrirá la puerta a actividades relacionadas con el cine y otras manifestaciones culturales. En cuanto a la programación de directos, que recaerá principalmente en Tomás Gómez (programador de la sala López), ha trascendido que la banda local Beefhead tocará allí. También hay programación lista para la segunda mitad de septiembre y las fiestas pilaristas, aunque la sala no la desvelará oficialmente hasta dentro de unos días.

La King Kong se inauguró en agosto de 1996 y cerró en febrero de 1998 tras una denuncia relativa al tráfico y consumo de drogas dentro del local. El Ministerio del Interior ratificó el cierre en junio de ese año por "la falta de diligencia en orden a impedir los hechos detallados". En noviembre de 2014, la King Kong fue marco durante unos días del tercer festival cinematográfico La Mirada Tabú.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión