Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La bolsa regresa a la incertidumbre al caer un 1,3% a pesar de la nueva ayuda china

La inyección de 140.000 millones de yuanes del banco central chino no calma a los parqués europeos.

Los parqués bursátiles europeos vivieron ayer otra jornada de grandes altibajos que finalmente terminaron en importantes caídas en todos los índices, incluido el Ibex 35, que perdió un 1,29%, situándose en los 9.984 puntos. En las tres últimas sesiones, la bolsa española se ha dejado un 2,79%, con un derrumbe incluido del 5% el lunes y un repunte del 4% el martes.

Las pérdidas fueron generalizadas en todas las plazas europeas: el FTSE londinense (-1,68%) lideró los retrocesos, seguido por el CAC parisino, (-1,40%), el DAX germano, (-1,29%), el PSI portugués, (-0,99%) y el MIB italiano (-0,81%). Los inversores no se dejaron seducir ni por las nuevas medidas monetarias aprobadas en China ni por los buenos datos industriales de Estados Unidos. El banco central chino volvió a inyectar 140.000 millones de yuanes (unos 19.000 millones de euros) al sistema financiero del país, en préstamos a seis días con un interés del 2,3%. El martes aportó otros 150.000 millones a la banca nacional para apaciguar el temor a una crisis de calado. Sin embargo, las medidas del gigante asiático no están sirviendo para calmar su mercado bursátil, en el que el índice de Shanghái ha perdido un 16% esta semana y un 42% desde el mes de junio.

Tampoco ayudó el aumento del 2% de los pedidos de bienes duraderos en EE. UU. en julio, un dato que sí permitió a Wall Street situarse en positivo al inicio de la sesión. Las medidas monetarias aplicadas por China y la publicación de datos favorables de la industria estadounidense fueron insuficientes para impedir que las grandes plazas europeas cayeran.

El día empezó marcado por la caída de Wall Street el martes el 1,29%, seguida de la bajada del 1,27% de la bolsa de Shanghái ayer y del 1,52% de Hong Kong, que condicionaron el descenso de los parqués europeos en la apertura. Los inversores recogían así parte de los beneficios logrados la víspera con la subida media del 5% que habían alcanzado los principales mercados del Viejo Continente y que, en muchos casos, supuso el mayor avance diario en cuatro años y la interrupción de varias sesiones a la baja en las que acumularon un descenso del 15%.

La decisión del Banco Popular de China de inyectar ayer 19.000 millones de euros al sistema financiero en préstamos a seis días con un interés del 2,3% redujo la caída que registraban las plazas europeas al comienzo de la sesión. Se producían altibajos en los precios de las materias primas y se incrementaban las compras de deuda, al tiempo que la cotización del euro se depreciaba y los parqués europeos iban anulando sus pérdidas.

Entre sus mayores plazas e índices destacó la caída del 2,4% de Zúrich, en tanto que el Stoxx 600 cayó el 1,75%. Todos los sectores del índice Stoxx 600 bajaron en esta sesión, con las compañías químicas en cabeza y un descenso del 3,37%. El sector de recursos básicos cedió el 2,64% y las petroleras, el 2,51% (el barril de petróleo Brent se cambiaba a esta hora a 43 dólares). La agroquímica suiza Syngenta presidió las pérdidas del Stoxx 600 con un descenso del 18,19% y la empresa de telecomunicaciones holandesa Altice retrocedió el 6,77%. Sin embargo, el National Bank of Greece comandó las ganancias con un alza del 25%, en tanto que la casa de apuestas británica Betfair avanzó el 20,4% .

En rojo, los mercados asiáticos

No se libraron del color rojo las principales bolsas asiáticas, a excepción del Nikkei japonés. Casi todas cerraron la jornada en negativo por las dudas que siguen existiendo sobre la economía china, aunque los recortes han sido más moderados que los experimentados en los dos últimos días. Los mercados asiáticos abrieron ayer en negativo para después virar al verde, aunque en el último tramo de la jornada volvieron al signo negativo. En concreto, la Bolsa de Shanghái, la más importante de China, cerró la sesión con un descenso del 1,3%, hasta los 2.927 puntos, mientras que la Bolsa de Shenzen, la segunda más relevante del gigante asiático, cayó un 2,9%.

No obstante, el primer ministro chino, Li Keqiang, confió en que la segunda economía mundial cumpla con los objetivos económicos fijados, a pesar de que admitió que se está viendo afectada por la crisis bursátil global. "China tiene la confianza para alcanzar sus principales objetivos de desarrollo bajo las adecuadas medidas de reforma para estabilizar la economía", dijo Li en declaraciones que reproduce el diario ‘China Daily’. Además, las autoridades chinas están investigando a cinco empresas de corretaje, entre ellas una de un banco estatal, por posibles irregularidades durante la reciente caída de las bolsas de este país. Por otra parte, la agencia Xinhua informó de que ocho empleados de Citic Securities son también objeto de una investigación por su presunta implicación en la compraventa ilegal de valores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión