Despliega el menú
Aragón

Un muro se desploma junto a la iglesia de Alloza debido a las últimas lluvias

Parte del firme de una plaza está suspendido en el aire a causa del hundimiento.

Técnicos de la DPT, acompañados por el alcalde y varios concejales, visitaron ayer la zona afectada.
Técnicos de la DPT, acompañados por el alcalde y varios concejales, visitaron ayer la zona afectada.
s.p.

El Ayuntamiento de Alloza solicitará ayuda económica a la Diputación Provincial y al Gobierno aragonés para hacer frente a la caída de un muro próximo a la iglesia y que ha provocado que parte del firme de la plaza de la localidad haya quedado suspendido en el aire. Las fuertes lluvias y tormentas registradas durante la tarde del pasado domingo provocaron el desplome de la pared que, debido al mal estado que presentaba en los últimos meses, ya estaba siendo vigilada por parte de personal municipal ante el elevado riesgo de derrumbamiento.

Según las primeras estimaciones, parte del cerro sobre el que se asentaba el muro está hueco y alberga varias bodegas, lo que podría haber restado consistencia a la cimentación y propiciado el hundimiento. Algunos solares particulares cercanos sufrieron algunos desperfectos aunque según el alcalde, Miguel Ángel Aranda, los propietarios no han trasladado sus quejas al tratarse de daños mínimos.

Técnicos de la Diputación Provincial de Teruel (DPT) visitaron ayer la zona para analizar los destrozos, determinar qué hacer y cómo evitar un mayor desplome de la plaza, que actualmente se encuentra cerrada al paso de los vecinos como medida de prevención. "El muro era una antigua edificación que, después de muchos años, ha cedido y habrá que esperar al informe técnico para ver qué hacer", afirmó Aranda.

El primer edil aseguró que, previsiblemente, la reparación de los destrozos será complicada y costosa teniendo en cuenta que existe un importante problema de accesibilidad ante el que no se sabe cómo van a poder llegar las máquinas. Aunque hasta el momento se desconoce la cuantía total a la que podría ascender el arreglo del muro y la plaza, se prevé que los trabajos se prolonguen algunos meses teniendo en cuenta que aún se está redactando un informe detallado con los daños. Además del estudio que elaborará la Diputación, está previsto que un técnico municipal también redacte un documento con las consideraciones municipales.

Afortunadamente, la zona en la que se encontraba el muro está en la parte alta de la localidad y no es una de las más transitadas. A pesar de ello, el alcalde reconoció que los vecinos han mostrado su preocupación por el derrumbe y por haber visto las calles cortadas repentinamente. "Es una zona del pueblo que se utiliza para visitas y para vecinos que suben a leer porque hay mucha tranquilidad. Nos preocupa ahora que llegan las fiestas y hay peñas muy próximas a la zona cortada", detalló el primer edil.

El corte de la plaza se mantendrá durante el tiempo de redacción del informe y hasta que finalicen los trabajos de restauración, una decisión que, según el primer edil, ha sido respetada por los vecinos y que se ha tomado para evitar mayores problemas.

Los técnicos de la DPT adelantaron que, probablemente, tendrán que hacer varios viajes a la zona del hundimiento para evaluar los daños y elaborar un proyecto para la reposición del muro.

Etiquetas
Comentarios