Despliega el menú
Aragón

Investigan a la contrata de FCC por certificar y cobrar trabajos no realizados en los parques

El exconcejal Jerónimo Blasco firmó un decreto pasadas las elecciones sobre cómo debían contabilizarse las labores.

Los jardines de Al Andalus, en La Romareda, son algunos de los que se han inspeccionado.
Los jardines de Al Andalus, en La Romareda, son algunos de los que se han inspeccionado.
a. alcorta

Más sombras en la gestión de los parques y los jardines de la ciudad. Si su estado de mantenimiento suele ser objeto de quejas por parte de los ciudadanos, estos días el nuevo gobierno municipal revisa las certificaciones de FCC de finales de 2014 para comprobar cuánto dinero hay que descontar a la empresa por los trabajos no realizados.

El concejal responsable del área, Alberto Cubero, insistió ayer en que"la prioridad de Zaragoza en Común es fiscalizar el gasto público y vigilar el cumplimiento de los pliegos" y aseguró que se está investigando el cobro de labores que no se han completado. Como ejemplo, Cubero explicó que en las certificaciones de diciembre se contabilizaba el pintado y la limpieza de casi 1.500 papeleras en los parques pero, después de una visita con los inspectores municipales, se ha comprobado que algunas de ellas"no es que no estén limpias, es que ni siquiera se han instalado".

El gobierno de ZEC denunció ayer que, revisando estas certificaciones, ha descubierto un decreto del antiguo responsable de los parques, Jerónimo Blasco, en el que a fecha de 10 de junio de 2015 se dan indicaciones sobre cómo y por qué conceptos deben hacerse unos pagos que se venían efectuando desde comienzos de año. Este decreto, rubricado 17 días después de las elecciones municipales cuando el exconcejal socialista ya ponía rumbo a Bruselas (ahora ejerce de letrado de la UE), va a ser analizado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento para comprobar si tiene validez.

«Se trata de una decisión arbitraria que no le correspondía tomar a un concejal en funciones cuando faltaban tres días para la toma de posesión de la nueva corporación", criticó ayer Cubero, que explicó que el pliego de condiciones de la contrata indica que compete al órgano de Gobierno especificar cómo se deben certificar los trabajos que luego se abonan.

Siembras y juegos infantiles

De vuelta a los incumplimientos del pliego y a las posibles irregularidades de la contrata, Cubero también explicó que en diciembre se facturó la limpieza de pintadas en 140 monumentos de los parques, a pesar de que la campaña especial para eliminar estos grafitis no se inició hasta abril.

También se van a revisar los porcentajes de siembras y siegas del césped en las zonas verdes, así como el estado de conservación del arbolado o el mantenimiento de los juegos infantiles. Otra de las carencias que ya se denunció hace unos meses es la relativa la plantación de flores, dado que el año pasado se colocaron 22.324 flores en la ciudad, que apenas supone el 17% de las que le exigía el contrato.

FCC no quiso ayer responder a estas acusaciones por lo que es previsible que la concesionaria espere a recibir la sanción municipal correspondiente. Si se muestra de acuerdo y no la recurre, la penalización por los incumplimientos se descontaría de la factura a pagar a la empresa en los meses venideros. Hay que recordar que no es esta la primera polémica con la contrata de FCC –que únicamente se ocupa del cuidado de los parques de la margen derecha–, dado que el pasado mes de abril el Ayuntamiento amplió en 1,5 millones el contrato para podar o talar árboles con riesgo de caída. Entonces, el comité de empresa denunció que,"como por arte de magia", el inventario de ejemplares de gran tamaño se había multiplicado por diez: los 3.809 grandes árboles que había contabilizados se convirtieron en 32.547.

Los trabajadores también han criticado en numerosas ocasiones que en los últimos años se han duplicado las zonas verdes que tienen que mantener y la plantilla continúa siendo la misma"por lo que resulta imposible atenderlas de forma adecuada".

Más inspectores

El concejal Alberto Cubero aseguró que"el servicio de parques es muy amplio y complejo de gestionar" pero –a su juicio– necesita"una reestructuración y un nuevo liderazgo". En este sentido, anunció que el actual jefe de servicio será sustituido y se sacará a concurso su plaza. La intención municipal, siempre con la premisa de"fiscalizar las grandes contratas", es ampliar el cuerpo de inspectores"tanto material como humanamente" para que los parques se sometan a un control y una vigilancia más estricta.

Actualmente son 14 los inspectores de los parques y jardines de la ciudad (en mayo del año pasado apenas eran 7) y varios de ellos trabajan ya con ‘tablets’ con 4G para agilizar los avisos y atender con mayor eficacia las demandas de los ciudadanos. Esta mejora en los sistemas de comunicación (entre usuarios, empresa y administración) también formaba parte de los ‘extras’ que FCC prometió en su día como adjudicataria de la contrata de parques.

Etiquetas
Comentarios