Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El déficit en Sanidad se dispara y se prevé que acabe el año con un agujero de casi 500 millones

El Gobierno de Aragón estima que faltarán 338 millones para pagar el material y fármacos de los hospitales.

Aspecto de uno de los almacenes de material de un centro de salud de Zaragoza.
Aspecto de uno de los almacenes de material de un centro de salud de Zaragoza.
josé miguel marco

Sanidad acabará 2015 con un déficit mayor del previsto inicialmente. El Gobierno aragonés calcula que le faltarán 497 millones para afrontar los principales pagos del Departamento. En concreto, la Consejería de Hacienda prevé que se generará un déficit de 338 millones para abonar hasta final de año los servicios y suministros de material y medicamentos de los centros de salud y hospitales, cuyo gasto está previsto en más de 907 millones de euros.

Aunque inicialmente se adelantó que se necesitarían como mínimo más de 350 millones de euros en Sanidad para no acabar el año en números rojos, las previsiones del Gobierno conforme han ido avanzando los meses han ofrecido un balance mucho más negativo. La previsión de ejecución prevista asciende a 2.213 millones de euros (capítulos I, II y IV) cuando el anterior Ejecutivo había dispuesto 1.715 para este año. Y eso tras haber modificado esta cuantía, ya que el crédito inicial era de poco más de 1.400 millones.

Respecto a los gastos concretos, la Consejería de Hacienda ha detectado el mayor desfase presupuestario en el capítulo II. Para hacer frente al pago de servicios y material y medicamentos se han reservado 569,5 millones, pero la previsión de ejecución para este año es que se alcancen los 907,5 millones. Así, hay 338 de déficit, 88 más de los que ya anunció el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, hace unos días.

El agujero económico que se genera en este apartado se debe a las facturas pendientes que Sanidad arrastra año a año. De hecho, en 2014, al llegar a un tope de ejecución (250 millones), Hacienda volvió a aplazar pagos a este ejercicio.

Fuentes del Departamento de Hacienda confirmaron que el desfase en este capítulo se debe a este motivo. De hecho, el Ministerio de Hacienda concedió a Aragón un crédito extraordinario de 317 millones para pagarlas a través del Fondo de Facilidad Financiera. Este es un préstamo a diez años en el que se ha garantizado que, hasta 2017, será a interés cero. A cambio, la DGA se comprometió ante el Ministerio a estar sometida a un plan de ajuste y a dar al Gobierno central más información sobre sus cuentas.

Aunque es el capítulo II el que soporta el mayor déficit, tampoco cuadran las cuentas en el apartado destinado a pagar el gasto farmacéutico, que a final de año se calcula que ascenderá a 336,5 millones. En 2015 se han presupuestado 252,7 millones, por lo que el déficit que se generará en este apartado será de 83,8 millones. Hay que tener en cuenta que aunque el gasto farmacéutico ha descendido durante los últimos años, en los últimos meses ha aumentado.

Pero faltarán, además, otros más de 75,4 millones de euros para abonar las nóminas de los profesionales sanitarios hasta final de año. Aunque en 2014 se necesitaron al menos 925,7 millones para salvar este pago, se estima que este año el gasto se elevará a 969. Sin embargo, el anterior Gobierno solo había dispuesto un crédito de 893,6. A pesar de esta falta de fondos, la DGA ha asegurado que los trabajadores cobrarán, ya que se harán las preceptivas modificaciones presupuestarias para garantizar el crédito necesario.

Este desfase presupuestario demuestra que Sanidad es, sin duda, el Departamento que más déficit acumula en estos momentos. El consejero de Sebastián Celaya ya reconoció hace unos días las dificultades que este desequilibrio financiero conllevarán y confió en que el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, consiga del Gobierno central más ayuda para hacer frente a este descubierto.

Pese a este desajuste financiero, lo que garantizó el titular de Sanidad es que no volverán a repetirse los problemas de abastecimiento de material en los hospitales que se registraron a finales de 2013 y que tantas quejas generaron. Celaya, además, ha asegurado que no se van a llevar a cabo más recortes y adelantó que para capear esta situación tendrá que optar por otras soluciones, como el aplazamiento de facturas. Sin embargo, apostó por no retrasar algunos pagos, como la deuda a los proveedores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión