Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Alonso, último en Spa

?El asturiano se clasificó antepenúltimo en las sesiones de ayer y comienza
al fondo de la parrilla tras acumular un total de 55 posiciones de sanción.

El piloto británico Lewis Hamilton, que hoy sale desde la pole, ayer en el entrenamiento en el circuito de Spa (Bélgica).
El piloto británico Lewis Hamilton, que hoy sale desde la pole, ayer en el entrenamiento en el circuito de Spa (Bélgica).
MICHAEL KOOREN/ reuters

McLaren ha batido un récord este fin de semana. No es de velocidad (está unos 25 km/h por debajo de los Mercedes), ni de tiempo (se ha quedado a más de dos segundos y medio de Hamilton), sino de posiciones perdidas en la parrilla: 105 entre Fernando Alonso y Jenson Button.

El piloto español, que ya llevaba 30 puestos de castigo por haber sustituido la unidad de potencia del viernes, recibió otros 25 este sábado por volver a montar otra unidad completa, lo que implica que estrenó su octavo motor de combustión (diez posiciones de castigo), su octavo turbo (cinco más), su octavo MGU-H (otras cinco) y su séptimo MGU-K (cinco posiciones más para la suma). Algo similar es el caso de Button, si bien a él le caen cinco puestos menos porque aún no había acumulado tantas piezas usadas en este Gran Premio.

Esta situación no es más que una anécdota que muestra la surrealista situación que vive McLaren Honda. Alonso no pudo salir a rodar en los terceros entrenamientos libres porque, una vez montada la nueva unidad (que han bautizado como ‘Kazuka’), descubrieron que tenía un problema de sobrecalentamiento en la zona de los escapes.

El asturiano salió a la clasificación sin haber dado ni una vuelta en condiciones con la nueva unidad, y lo notó: sólo pudo superar a los Manor y se quedó a medio segundo de Jenson Button, que obviamente tampoco pasó el corte de la Q1.

El piloto español no podía hacer otra cosa sino resignarse. "Nos gustaría dar más vueltas, pero sabemos dónde estamos y lo que hacemos. Queremos acabar la carrera para ver que podemos sacar de positivo. Este circuito es el peor del calendario para nosotros y ya sabíamos que íbamos a sufrir, por eso ya teníamos decidido cambiar dos motores aquí", señaló.

El problema es que no saben exactamente qué ha pasado o qué falla. "Nada en concreto", dijo. "Es complicado saber qué ha pasado. En Spa no vamos rápido, es el ‘anticircuito’ y las condiciones han cambiado respecto a los días anteriores con más viento, calor", explicó.

McLaren se ha convertido en objeto de mofa y chanza. El lamentable rendimiento que están mostrando esta temporada da lástima y risa a partes iguales, ya que la fase de la decepción pasó hace unas cuantas carreras. Por el ‘paddock’, el reto estaba en saber en qué lugar del mapa habría que colocar a Button y Alonso para hacerles salir en la 67ª y la 73ª plaza respectivamente que deberían ocupar si pudieran cumplir el castigo completo de manera estricta.

Sainz ya hace milagros

Para los más impresionables, lo que logró Carlos Sainz este sábado se puede calificar de milagro. Con un monoplaza que no llegaba en condiciones siquiera de pasar cómodo la Q1, logró llegar a la Q3 con más comodidad de la esperada. El piloto madrileño no sólo superó a Max Verstappen, que tuvo una avería en su coche y que tendrá que cumplir 10 puestos de castigo en parrilla por haber sustituido el motor de combustión de su Toro Rosso, sino que además pasó al último corte.

Sainz no podía ocultar su propia sorpresa. "La vuelta de la Q1 me ha sorprendido de verdad porque entre un tipo de neumático y otro he encontrado 1.6 segundos. He conseguido sacarle una décima más en la Q2 y me han dicho por radio que estábamos en la ‘Q3’ y nos ha sorprendido a todos", admitió el español. No lo tendrá fácil para mantener las posiciones de puntos, ya que el monoplaza de Sainz está reglado para los sectores rápidos y el propio Sainz asegura que será "una carrera complicada". Como Alonso, espera que la lluvia –que no parece que vaya a llegar– les pueda ayudar.

Hamilton, camino de la leyenda

Quien no falla es Lewis Hamilton. Cuadragésimo octava pole de su vida, décima de la temporada y sexta consecutiva, algo que sólo habían logrado cuatro pilotos en toda la historia de la Fórmula 1. Su espectacular actuación en la Q3 dejó de nuevo en ridículo a un Nico Rosberg que volvió a deshacerse en los momentos decisivos, y demostró que está en condiciones de batir todos los récords que pueda este año. "Con la nueva situación de las salidas tenemos que hacer todo nosotros, de manera que habrá más oportunidades mañana en la salida", aseguró el piloto teutón.

La sorpresa negativa de la clasificación la protagonizaron los Ferrari. Primero, Kimi Räikkönen tuvo una avería en la bomba de aceite y se quedó sin cambio nada más comenzar la Q2, por lo que se fueron al traste todas sus opciones en uno de los circuitos donde más brilla. Después, Sebastian Vettel se quedó muy lejos, noveno, de los mejores cronos y no pudo ocupar esa ya típica tercera plaza tras los Mercedes. Ese puesto fue para un Valtteri Bottas que se volvió a reivindicar. "Sabíamos que podíamos estar cerca de Mercedes y que el tercer puesto era posible si lo hacíamos todo perfecto", explicó el piloto nórdico al finalizar la sesión de entrenamientos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión