Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Preocupación en Libros por la acumulación de troncos en el río que atascan los ojos del puente

Los vecinos temen que se pueda producir un desbordamiento si no se limpia el cauce con urgencia.

Los vecinos contemplaban esta semana los troncos acumulados en el río.
Los vecinos contemplaban esta semana los troncos acumulados en el río.
ha

En la localidad de Libros ha cundido la alarma ante la acumulación de troncos de gran tamaño y ramaje en el cauce del río Turia, a la altura del puente que une el núcleo urbano con la zona de huertas. La presencia de los arrastres, como consecuencia de las intensas lluvias registradas las últimas semanas, ha provocado la obstrucción del ojo central de la pasarela y parcialmente el de una segunda arcada, por lo que los vecinos temen que se pueda producir un desbordamiento del río a corto plazo.

El alcalde de Libros, Raúl Arana, ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Júcar una intervención urgente para liberar de troncos el cauce fluvial, pero se lamenta de que hasta ahora no ha obtenido respuesta alguna. "En el pueblo hay mucha preocupación –explicaba el primer edil­–. Se han ido acumulando troncos y maleza desde principios del verano, ocasionando que uno de los ojos esté cegado". Arana agregó que desde el Ayuntamiento se ha avisado repetidamente al organismo hidrológico, "pero lo único que han hecho es enviar a un técnico que viene a hacer fotos y nada más".

La crecida del cauce y la intensidad con la que circula el agua estos días se han convertido en un espectáculo para los vecinos, que, no obstante, contemplan el río con cierta intranquilidad. El Turia se ha desbordado más de una vez y ha provocado inundaciones en las casas que se levantan en las proximidades del cauce, alterando la tranquila vida del pequeño municipio de doscientos habitantes. La inquietud subió de tono ayer, tras una intensa tormenta que descargó sobre todos los pueblos de la ribera del Turia, lo que hizo que el curso fluvial circulara crecido y turbio. La amenaza de la riada estuvo latente durante toda la tarde ante la posibilidad de que los arrastres se incrementaran a la altura del puente conforme pasaran las horas. "La acumulación de troncos y maleza es de tal magnitud que se podría cruzar de orilla a orilla sin hundirse", afirmaba gráficamente el alcalde.

La localidad dispone de otra pasarela para salvar el Turia, pero la principal vía de acceso a las instalaciones deportivas, a las huertas y a un par de viviendas que se encuentran al otro lado del río es el puente donde se concentran entremezclados los restos de árboles que las corrientes han ido arrastrando aguas abajo. Es un paso muy frecuentado por los usuarios de las piscinas, la mayoría niños, y por allí circulan los camiones que suministran al bar y los vehículos agrícolas. "El problema se repite –admitía Raúl Arana–, cuando la maleza tapona los ojos del puente, pero ahora estamos más preocupados porque las predicciones apuntan intensas lluvias este fin de semana".

Desde la Confederación Hidrográfica del Júcar señalaron ayer que las previsiones son actuar en el cauce, aunque no concretaron fecha.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión