Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"Nuestro trabajo nos hace confiar en un buen resultado en Miranda"

Ranko Popovic destaca la gran forma en que está el equipo y que "le costará" descartar jugadores porque "todos se merecen jugar".
Defiende que los futbolistas importantes son quienes están ahora y que dará "más confianza" a los artífices del buen final de temporada.

Ranko Popovic da instrucciones durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva.
Ranko Popovic da instrucciones durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva.
josé miguel marco

La plantilla del Real Zaragoza está preparada, en un gran estado de forma y con muchas ganas de competir para lograr el ascenso a la Primera División del fútbol nacional. Así de convencido se mostró ayer el técnico Ranko Popovic después del último entrenamiento en la Ciudad Deportiva previo al primer choque liguero, mañana frente al CD Mirandés. El entrenador zaragocista solo tiene en mente conseguir que sobre el campo quede plasmado "el gran trabajo" de los futbolistas. Un buen hacer colectivo que avala, según Popovic, la confianza blanquilla en conseguir los tres puntos en Anduva.

El encuentro en el campo de Anduva abre la tercera temporada en Segunda División del conjunto aragonés. Popovic es consciente de que empezar bien la Liga es importante, pero que la competición no acaba mañana. "Un buen inicio es fundamental, pero continuar y terminar bien lo es más aún", estima el serbio, quien también valora muy positivamente tanto el nivel de motivación de la plantilla como su buen rendimiento colectivo en los entrenamientos.

Del rival, el Mirandés, Popovic analiza su cambio de esquema ofensivo con respecto al año pasado, y una táctica que busca el juego aéreo y hacer daño al rival mediante contragolpes. "Va a ser un partido muy disputado, porque el Mirandés juega diferente en su campo de como lo hace fuera. Nosotros trataremos de llevar el juego a nuestro terreno y ser inteligentes en todo momento", pronostica el entrenador serbio. El Real Zaragoza no pudo imponerse en ninguno de sus enfrentamientos de la pasada campaña al equipo de Miranda de Ebro. Empató a uno el primer duelo en Anduva, mientras que perdió el segundo en La Romareda (0–1), a cuatro jornadas para el final de la temporada regular.

Sin embargo, Popovic defiende que las incógnitas en cuanto a traspasos y salidas, propias del inicio de temporada, dificultan la labor de estudio del rival incluso cuando se está a las puertas del partido. "Hemos visto partidos y vídeos de ellos, pero pienso que conocer nuestra moral y saber dónde estamos nosotros, a nivel físico y mental, es mucho más relevante", comenta. En cualquier caso, si algo tiene decidido el preparador zaragocista es que el equipo jugará sin condicionamiento alguno por el rival, ya que, en su opinión, "tiene jugadores para adaptarse a todas las situaciones posibles".

La lista, un "dulce" problema

La temporada 2015–2016 se perfila antagónica a la anterior respecto a la amplitud de la plantilla. Lo sabe Popovic, que admite que va a tener problemas a la hora de configurar tanto la alineación como la lista de convocados para enfrentarse al Mirandés: "Me va a costar dejar a alguien fuera porque todos se merecen jugar". Aun así, su satisfacción es visible, y cree que el hecho de disponer de más titulares es algo positivo para el equipo, a diferencia de lo que ocurría hace un año.

Respecto a quiénes serán los convocados, Popovic fue muy contundente: "Estarán los que mejor se sientan, pero todos son importantes para mí, desde el inicio al final".

No se olvida el serbio de Vallejo, Cabrera, Dorca y el resto de componentes de la plantilla que se quedó a cinco minutos de Primera. "Los que lograron realizar ese buen final de temporada merecen más confianza por mi parte". Igualmente, quiere que todos y cada uno de sus jugadores se sientan importantes, tanto los que tienen contrato como quienes aún no han resuelto de forma definitiva su futuro, en referencia a la situación de Alcolea y Rubén.

Preguntado por Jesús Vallejo y Jaime, dos piezas fundamentales en las filas zaragocistas, Ranko Popovic cree que aún adolecen de un retraso "considerable" de físico.

En el caso del central, que ha acumulado además este verano en sus piernas los partidos del Campeonato de Europa sub 19 con España (donde se colgó el oro continental), el técnico es optimista de cara a su recuperación: "Está un poco cargado, pero se ha entrenado mejor esta semana. Es normal cuando se lleva tanto tiempo sin ejercitarse con total normalidad".

Jaime es, de los dos, quien más inquieta al serbio: "Tenemos que tener cuidado con él por su historial de lesiones, pero ahora él está feliz y se entrena bien". El extremo es un jugador "desequilibrante y que marca la diferencia", en palabras de su entrenador, que confía en tenerlo pronto al cien por cien sobre el césped.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión