Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La Vuelta arranca con un cartel de bandera

La carrera comienza hoy en Marbella con una nómina de participantes liderada por Froome y Quintana.
La representación española está encabezada por Alejandro Valverde, Purito Rodríguez y Mikel Landa.

La Vuelta 2015 soplará las velas de su 80 cumpleaños con un gran cartel de participantes, en el que continuará el duelo del Tour con el británico Chris Froome y el colombiano Nairo Quintana en el centro del foco, con un recorrido marcado por la montaña que incluye nueve finales en alto.

Fiel a su tradición de buscar la emoción hasta el final con alicientes en cada etapa, la ronda se lanzará hoy con una cronometrada de 7,4 kilómetros entre Puerto Banús y Marbella que ha generado polémica. La UCI, avalada por equipos y corredores consideran el recorrido peligroso por el tramo de tierra del paseo marítimo y solo contabilizará los tiempos para la general por escuadras y no para la general.

La posibilidad de un plante de los ciclistas, que se quejaron del escenario tras conocer el recorrido, ha supuesto esta decisión que dejó contentos a todos menos a la organización. Los gladiadores del Tour seguirán la batalla en la Vuelta. Saldrán todos, menos Alberto Contador, pero lucirá al completo el podio de París con Froome, Quintana y Valverde, además de Vincenzo Nibali, un componente del club de ganadores de las tres grandes.

Sigue la lista con Purito Rodríguez, en un recorrido que le entusiasma al ciclista catalán, y se completará con Fabio Aru y Mikel Landa, segundo y tercero en el Giro. Aumenta el lujo de la participación con la posibilidad de que Froome logre el doblete Tour-Vuelta, hazaña que solo han conseguido los franceses Jacques Anquetil (1963) y Bernard Hinault (1978).

Froome se volverá a medir a Nairo Quintana, segundo en el Tour, ansioso por devolverle la moneda al jefe del Sky. Junto al ‘escarabajo’ saldrá Alejandro Valverde, tercero en París, la doble baza del Movistar, en su segunda juventud.

El recorrido será fiel a las señas de identidad de la ronda española. Se busca la emoción en cada cita y que el nombre del vencedor se conozca en las últimas etapas, poco antes de que llegue la carrera el 13 de septiembre a Madrid. Recorrido de montaña, para escaladores. La caravana no subirá a Lagos, Angliru o Bola del Mundo, pero pone en el mapa hasta 9 llegadas en alto, todas inéditas: Caminito del Rey (2ª etapa), Vejer de la Frontera (4ª), Cazorla (6ª), La Alpujarra (7ª), Cumbre del Sol (9ª), Cortals d’Encamp (11ª), Fuente del Chivo (14ª), Sotres (15ª) y Ermita del Alba (16ª).

Para los especialistas de la contrarreloj, a diferencia del Tour, habrá opciones importantes, como la cronometrada individual en Burgos, de 39 kilómetros, a cuatro días de la conclusión en Madrid.

Inicio emocionante

Enseguida llegarán las emociones fuertes. En la primera semana andaluza se presentan ya las rampas de Caminito del Rey en la segunda etapa y las de Vejer de la Frontera en la cuarta.

Los esprinters, con el esperado duelo entre el alemán John Degenkolb (Giant) y el francés nacer Bouhanni (Cofidis), tendrán pocas oportunidades, pero en la quinta ya se podrán medir por velocidad. Luego la Sierra de Cazorla y La Alpujarra examinarán por primera vez a los grandes favoritos.

Tras la primera jornada de descanso, la undécima etapa será la primera gran clave de la Vuelta. Por primera vez se disputará una jornada íntegramente en suelo del Principado de Andorra, con un recorrido que incluye 6 puertos y un desnivel de 5.230 metros. Todo en territorio Purito.

Será una jornada de Tour, con la Collada de Beixalís (1.795 metros), Coll d’Ordino (1.938), La Peguera (1.821), Collada de la Gallina (1.910), La Comella (1.347 ) y la meta en Cortals d’Encamp (2.083) tras una ascensión de 15,8 kilómetros a una pendiente media del 6,8 por ciento.

Muchos localizan los momentos trascendentes en las jornadas del norte. La traca se prenderá en la decimocuarta etapa entre Vitoria y Alto Campoo, un puerto de primera que culminará una travesía de 213 kilómetros, la más larga de la edición. Luego en Asturias esperan dos grandes e inéditas etapas, con final en Sotres Cabrales y en la cima de la Ermita de Alba, en Quirós. Los escaladores tendrán dos serias opciones en territorio asturiano, y los paisajes contentarán a todos. Tras la segunda jornada de descanso que se disfrutará en Burgos llegará el turno para los contrarrelojistas. Serán 39 kilómetros de recorrido que deben dejar la general perfilada, que no decidida.

Si quedan dudas, podrán despejarse en las jornadas con final en Riaza (Segovia) y Ávila, con sendas etapas de media montaña, y sobre todo en la penúltima en Madrid con los tradicionales puertos. Navacerrada, La Morcuera en dos ocasiones y Cotos ofrecen el último altavoz para los candidatos al podio de Madrid. En total 3.374 kilómetros repartidos en 6 etapas llanas, 13 de media y alta montaña, una cronometrada individual y otra por equipos. La Vuelta promete.

El corredor británico del equipo Sky Chris Froome aseguró ayer en rueda de prensa que en la Vuelta a España 2015 habrá "una gran batalla" porque están "casi todos los mejores" de los últimos años al darse cita corredores que han ganado Giro y Tour. "Aquí están todos los buenos, yo no estoy en la misma forma que en del Tour de Francia, de eso no hay duda, pero estoy motivado y tengo un equipo fuerte detrás de mi", aseveró.

Por su parte, el colombiano Nairo Quintana, dos veces segundo en el Tour de Francia y ganador del Giro 2014, llega "en buena forma y con ganas" a la Vuelta, donde espera "una buena respuesta del cuerpo" para poder luchar por la camiseta roja de líder. "Afrontar una misma temporada Tour y Vuelta es algo nuevo para mí, así que quiero ver cómo responde el cuerpo", apostilló.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión