Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una competición cada vez más igualada

Real Zaragoza, Almería, Córdoba y Valladolid son los principales aspirantes al ascenso por presupuesto y plantilla.

Diamanka (Zaragoza) y Figueroa (Huesca).
Diamanka (Zaragoza) y Figueroa (Huesca).
Rafael Gobantes

La Segunda División contará este año con dos representantes aragoneses, el Real Zaragoza y el Huesca, que parten con ambiciones muy diferentes. Para el cuadro zaragocista, el único resultado válido pasa por su regreso a la élite, después de dos campañas seguidas en la categoría de plata; mientras que los oscenses, que presentan un bloque fiable y competitivo, aspiran a sellar la permanencia con la mayor prontitud posible para, a partir de ahí, poder pensar ya en retos de mayor enjundia.

El regreso a la Segunda División de equipos históricos como el Oviedo, el Bilbao Athletic y el Nástic de Tarragona anima una competición que se prevé muy igualada y que, sin favoritos claros, cuenta con muchos candidatos para competir por el premio del ascenso. Inicialmente, por presupuesto, historia y plantilla, equipos como el Zaragoza, el Almería, el Córdoba y el Valladolid salen en esa terna de candidatos.

El Valladolid ha renovado por completo su plantilla, con la incorporación de una docena de jugadores. El delantero Rodri o el extremo colombiano Johan Mojica están destinados a liderar un equipo que ha dejado buenas sensaciones en la pretemporada. Los dos recién descendidos, Córdoba y Almería, con una amplía masa social detrás, deben recuperar cuanto antes la ilusión por regresar a Primera y su rendimiento dependerá, en parte, por cómo sean capaces de asumir el shock de perder la categoría.

El Almería, al que seguirá dirigiendo Sergi Barjuan, se ha reforzado con jugadores que tienen experiencia en Primera como el defensa Jorge Morcillo, el centrocampista Mohamed Fatau o el portero canario Casto Espinosa. Al Córdoba le duró poco el sueño de regresar a Primera 42 años después. Por ello han confiado su nuevo proyecto en José Luis Oltra, un entrenador experto en ascensos, con dos a sus espaldas al frente del Tenerife y Deportivo. Con ese mismo sueño de Primera, pero sin la presión de ser el principal objetivo, parten Alavés, Mallorca, Alcorcón y Girona.

El Elche, que ha vivido de manera muy convulsa los últimos meses con un descenso administrativo por deudas con Hacienda, se ha visto obligado a iniciar un nuevo proyecto. Sin casi tiempo para confeccionar la plantilla, su rendimiento es una incógnita.

Tres equipos que cuentan con una dosis añadida de ilusión son el Oviedo, el Bilbao Athletic, el Huesca y el Nástic. El conjunto asturiano, que perdió la categoría en 2003, regresa a Segunda con el veterano portero Esteban Suárez, de 40 años, como líder, y con una ilusión que se ha desbordado y que se ha transformado en más de catorce mil abonados. En el caso del Bilbao Athletic, que retorna 19 años después, la intención es prolongar el sueño con una plantilla repleta de jóvenes canteranos que puedan surtir en un futuro al primer equipo. La ilusión también juega una baza importante para el Huesca, que ha renovado profundamente la plantilla, y el Nástic, que sigue confiando por tercera temporada en el técnico Vicente Moreno.

Sin renunciar a nada, pero con el objetivo claro y muy definido de la permanencia, pelearán también el Llagostera, Leganés, Lugo, Mirandés, Numancia, Ponferradina y Tenerife.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión