Despliega el menú
Aragón

Desarticulada una banda que robaba en vehículos en Pina y otras áreas de servicio de la AP-2

Pinchaban neumáticos en gasolineras y, una vez en ruta, alertaban al conductor. En lugar de auxiliarle, le desvalijaban.

Actuaban en Pina de Ebro, en Sobradiel, en Candasnos y en muchas otras áreas de servicio de la AP-2. Utilizaban un método conocido como ‘de los peruanos’ y aprovechaban para robar en el interior de los vehículos a los que ellos mismos provocaban un avería en las gasolineras. El equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza y el equipo funcional de apoyo a la investigación con base en Caspe han dado por concluida la operación Perufrancia, en la que han desarticulado a un grupo criminal dedicado a sustraer efectos del interior de turismos, preferentemente, de matrícula extranjera.

Se ha detenido a una persona e imputado a otras tres presuntas autoras de cometer once delitos contra el patrimonio, ocho contra la seguridad vial y dos de estafa y usurpación de estado civil. El arrestado es N. B. y los imputado M. D., A. S. y S. M., todos ellos con edades comprendidas entre los 44 y 51 años y vecinos de Barcelona, Cornellá y Hospitalet del Llobregat. Son de nacionalidad argelina y tienen antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

La Guardia Civil informa de que inició la investigación tras recibir varias denuncias el pasado mes de marzo sobre robos –todos con el mismo ‘modus operandi’– en el entorno del área de servicio de Pina de Ebro. Los autores de los mismos pinchaban los neumáticos de los turismos estacionados en el área de servicio y, una vez en ruta, avisaban al conductor de la avería para que detuviera el vehículo. Cuando paraba, uno de los autores distraía a los ocupantes, mientras el otro sustraía los efectos del interior antes de huir rápidamente del lugar.

Durante estos meses, la Guardia Civil ha efectuado numerosas gestiones y servicios para localizar a los autores y ha logrado determinar la identidad de cuatro personas que actuaban perfectamente coordinadas. Efectivos de la Guardia Civil de Zaragoza se trasladaron el miércoles a Barcelona, donde detuvieron a uno de los autores e imputaron a los otros tres, pendientes de ser localizados y que se encuentran en paradero desconocido. La Benemérita explica que los miembros de esta banda utilizaban dos vehículos, que alquilaban previamente para cometer los delitos, y que habitualmente los ocupaban dos personas cada uno.

Uso de la violencia

Los componentes de este grupo criminal no dudaban en utilizar la fuerza para cometer los hechos si la víctima se percataba de que le estaban robando, tal y como sucedió en el área de servicio de la AP-2 en Candasnos (Huesca), en el que un italiano acompañado de su hija fue arrastrado por la calzada tras intentar detener a los autores del robo. Esta persona sufrió lesiones por las que tuvo que ser hospitalizado.

A este grupo criminal se le imputan once delitos contra el patrimonio (robos y hurtos), de los que nueve fueron en la AP-2 en Pina de Ebro; uno en AP-68, en Sobradiel; y otro en AP-2, en Candasnos. Todos ocurrieron entre el 23 de marzo y el 25 de julio. Los efectos sustraídos son tablets, cámaras de fotos, móviles, dinero en efectivo (en uno de los casos sustrajeron 8.000 euros a unos brasileños) y tarjetas de crédito.

También se les imputan dos delitos de estafa y usurpación de estado civil ya que con las tarjetas de crédito sustraídas efectuaron pagos en los peajes de la autopista e incluso en una zona azul de Barcelona próxima al domicilio del detenido. Además, se les imputan ocho delitos contra la seguridad vial al ocasionar daños en los vehículos consistentes en pinchazo de neumático que podrían haber supuesto un accidente.

Etiquetas
Comentarios