Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Blasco planea destinar los beneficios por reducir deuda a bajar los impuestos

El Ayuntamiento turolense paga en estos momentos a los proveedores en un plazo máximo de 30 días. Las arcas municipales han logrado recortar sus impagos un 56% desde 2010.

El Ayuntamiento de la capital ha dado un paso más en el proceso de saneamiento de sus cuentas emprendido hace cinco años con una nueva reducción de su deuda a entidades de crédito, a proveedores y a terceros, que solo en el último medio año se ha cifrado en seis millones de euros, según los datos ofrecidos ayer por el equipo de gobierno municipal. Las cifras ponen de manifiesto que el Consistorio ha logrado en un lustro recortar sus impagos un 56%, tras pasar de deber 60 millones de euros en 2010 a 26 millones de euros con fecha de 30 de julio.

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, calificó la reducción de la deuda de "espectacular", y agregó que esta situación beneficiará directamente a los ciudadanos. Entre otras medidas, apuntó la posibilidad de dedicar el superávit a bajar los impuestos en 2016 y a mejorar el capítulo inversor. En cualquier caso, el alcalde manifestó que la decisión se tomará una vez se negocie con todos los grupos con representación municipal los presupuestos generales para 2016. "Entonces –subrayó– veremos a qué destinamos los beneficios, pero nuestra idea es no subir los impuestos".

Uno de los sectores favorecidos con la amortización paulatina de la deuda ha sido el de los funcionarios, quienes van a estar en disposición de recibir el 25% correspondiente a la paga extra que fue suprimida en 2012. No obstante, el alcalde destacó a los proveedores, aquellas empresas que trabajan para el Consistorio, como los principales beneficiarios del saneamiento de las arcas municipales. "Ya no hay facturas en los cajones –precisó Blasco–. Hace cinco años teníamos deudas a proveedores por valor de un millón de euros y ahora no superan los 17.700 euros, porque cobran en un plazo máximo de 30 días".

Recordó que en la época de mayor déficit, el Consistorio sufrió un corte en el suministro de energía eléctrica a causa de los impagos. Ahora, sin embargo, dijo que los servicios básicos están garantizados.

La política económica llevada a cabo por el Gobierno central es, a juicio de Manuel Blasco, la principal causa de que el Ayuntamiento de Teruel haya pasado de ser uno de los más endeudados de España a mejorar notablemente sus finanzas. Como consecuencia, los intereses que debía abonar a las entidades bancarias han bajado drásticamente. Según explicó, en los años 2011 y 2012, la Corporación llegó a pagar hasta un millón de euros por este capítulo, lo que suponía un desembolso mensual de 163.000 euros. Con los resultados obtenidos en lo que va de año, 2015 se saldará con poco más de 300.000 euros en intereses.

Uno de los datos más reveladores de la mejora de las finanzas es la repercusión de la deuda por habitante, que ha pasado de 1.707 euros en 2010 a 443 euros en 2015.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión