Despliega el menú
Aragón

La actualización del Plan de Movilidad saldrá a concurso en septiembre por 350.000 euros

El documento para definir la apuesta del transporte público incluirá mayor peso ciclista y el debate de la línea 2 del tranvía.

Taxis, bicis, autobuses, vehículos privados y peatones, en el paseo de la Independencia.
Taxis, bicis, autobuses, vehículos privados y peatones, en el paseo de la Independencia.
asier alcorta

Es una herramienta esencial y está llamada a definir el transporte de Zaragoza en la próxima década. La revisión y actualización del Plan de Movilidad Sostenible saldrá a concurso el mes que vieney se licitará por 350.000 euros. El vigente Plan data de 2006 y, en consecuencia, no contempla ni el auge ciclista, ni la implantación del tranvía, ni la crisis que ha atravesado el sector del taxi, ni muchos otros factores que han condicionado el día a día de los zaragozanos en lo que a desplazamientos se refiere.

El nuevo Plan, por lo tanto, tendrá primero que radiografiar fielmente cuáles son las rutinas de movilidad en la ciudad y, después, diseñar estrategias "para facilitar que los desplazamientos que se lleven a cabo sean eficientes y sostenibles", en palabras de la concejal Teresa Artigas. La edil de Zaragoza En Común explicó en la última comisión de Servicios Públicos que el Plan de Movilidad Sostenible es "una herramienta de planificación metropolitana" y que por este motivo "Urbanismo y Movilidad se unieron en una misma área".

Además, Artigas ya apuntó hace unas semanas que el nuevo documento promoverá el uso del transporte público, ahondará en la extensión de la red ciclista y prestará también más atención a la movilidad peatonal.

Más tibias serán sus directrices respecto a la segunda línea de tranvía, que quizá sea el tema que más división causa entre los distintos grupos municipales y que, además, requeriría una ingente financiación de la que no se dispone. Aunque se ha puesto en marcha un proceso participativo con los barrios y a través de la web municipal, el estudio de la línea 2 no estará listo, al menos, hasta 2017, y será entonces cuando haya que buscar los 200 millones de euros que se calcula costarán los ocho kilómetros de línea.

Aunque todos los partidos se han mostrado partidarios de actualizar el Plan, hay que recordar que durante la campaña electoral las prioridades de unos y otros distaban mucho: el PSOE apostaba por impulsar la segunda línea del tranvía, el PP consideraba que el ‘tranbús’ debía ser el eje vertebrador, CHA lanzaba la idea de un ‘Aratren’ e IU contemplaba el objetivo de desarrollar el Plan Director de la Bicicleta, aprobado en 2010 con consenso social y político. El Gobierno de ZEC, en este sentido, se comprometió hace unas semanas a que en 2019 se cierre la red principal de carriles bici y todas las arterias de la ciudad incluyan una vía ciclista.

Participación

De vuelta al Plan deMovilidad Sostenible, el Ayuntamiento informó ayer de que será el licitador quien "analice la demanda actual de la ciudad", haga los estudios de aforos y preste atención a aspectos "como la distribución urbana de mercancías y la movilidad peatonal". El pliego de condiciones contempla que la participación ciudadana esté presente en todo el proceso y el Gobierno lo ha abierto a los distintos grupos municipales para que aporten sus propuestas.

Hay que contar con que la revisión del Plan coincidirá con la celebración de una novedosa mesa de trabajo del transporte público, que la concejal Artigas anunció que convocará en septiembre. En esta cita coincidirán vecinos, técnicos municipales, empresas y trabajadores del autobús y del tranvía para estudiar fórmulas que sirvan para mejorar el servicio y, por ejemplo, que los usuarios del bus no sufran los incumplimientos de frecuencias o la descoordinación entre líneas.

Etiquetas
Comentarios