Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Crónica de la A-11, anunciada hace 22 años y que aún no existe

La plataforma Soria ¡Ya! denuncia el olvido y la desigualdad de la provincia de Soria por parte de los poderes públicos.

Tramo de la autovía del Duero
Tramo de la autovía del Duero
Luis Ángel Tejedor

Para entender la indignación del colectivo Soria ¡Ya!, cansado de las "tomaduras de pelo" de los políticos, es necesario remontarse a 1993 cuando, con motivo de las elecciones generales celebradas ese mismo año y en las que ganó el Partido Socialista, se estableció en el programa electoral de la formación el acondicionamiento de la N-122 para convertirla en una autovía rápida.

No obstante, fruto de las disidencias entre Gobierno nacional y autonómico, donde gobernaba el popular Juan José Lucas, el dinero procedente de fondos europeos para el desdoblamiento de la Valladolid-Soria (con un tráfico de 4.500 vehículos a diario), fue destinado a financiar la autovía León-Burgos (con 2.200 vehículos por día).

En el año 2000 llegó el cambio de Gobierno nacional con la invetidura de José María Aznar como presidente del gobierno y de Jesús Posada, diputado por Soria desde 1993, al frente del Ministerio de Administraciones Públicas. "Posada garantizó en su momento un trato igual para los desiguales y prometió el desdoblamiento de la N-122", dice la plataforma.

En 2004, se celebraron las elecciones generales en las que ganó el Partido Socialista. El entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó en 2005 el PAES, en el cual se comprometía a comenzar la obras de la autovía del Duero en el año 2007 y a que éstas estuvieran concluidas en 2010. En una visita del presidente a Soria en 2007, éste avanzó el inicio de las mismas.

Sin embargo, a pesar de haberse adjudicado las obras con retraso, entre 2008 y 2009, el entonces ministro de Fomento, José Blanco, anunció que los siete tramos sorianos de la autovía estarían en obras en 2011, según la publicación de la plataforma.

Para "indignación" de todos los sorianos, en el año 2010, epicentro de la crisis económica, se paralizaron las obras de 76 km de la autovía por importe de 251 millones de euros por falta de presupuesto. Al mismo tiempo, se licitaron 20 kilómetros de AVE a Galicia por un importe superior (498 millones), dice Soria ¡Ya!

Cuatro años después, los Presupuestos Generales del Estado de 2014 contemplaron 26 millones de euros para la reanudación de las obras.

El pasado 15 de mayo, fecha previa a las elecciones autonómicas y municipales, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, anunció en Soria la reanudación de las obras. Días después, dos máquinas de obra pública aparecieron en escena para dar imagen de movimiento en los tramos de San Esteban de Gormaz-Langa de Duero y Venta Nueva-Santiuste. Celebradas las elecciones, desaparecieron las máquinas y también las obras.

La situación, poco novedosa para el colectivo Soria ¡Ya!, que confirma "una vez más" la situación de desigualdad y olvido que vive la provincia y, por ende, todos los sorianos, pone de manifiesto a 2 de julio la imposibilidad de realizar las obras durante el presente año, según informó la Subdelegación del Gobierno de Soria. A día de hoy, verano de 2015, las obras se han retomado pero con baja intensidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión