Despliega el menú
Aragón

Rivera se va a Sevilla "por cabezonería" para poder asistir al nacimiento de su hija

El diestro abandonó ayer la Quirón de Zaragoza y seguirá ingresado en la capital andaluza.

Fran Rivera, en silla de ruedas, compareció ante la prensa en la puerta del hospital zaragozano junto al doctor Val-Carreres.
Fran Rivera, en silla de ruedas, compareció ante la prensa en la puerta del hospital zaragozano junto al doctor Val-Carreres.
asier alcorta

Conocida es la asombrosa capacidad de recuperación de los toreros. Pero ni los más optimistas hubieran apostado a que Francisco Rivera, ‘Paquirri’, iba a estar, solo cinco días después de su grave cogida el pasado lunes en la plaza de toros de Huesca, rumbo a Sevilla.

A la salida, mucho antes lo previsto, de la clínica Quirón de Zaragoza, donde el pasado martes fue traslado desde la uci del oscense Hospital San Jorge, han contribuido, primero, el buen hacer de los médicos y la adecuada evolución del paciente. Pero también una cuestión añadida que todos estos días ha sobrevolado la convalecencia del diestro: el inminente nacimiento de su hija Carmen, previsto a partir del próximo jueves.

Él mismo lo reconocía ayer, a las puertas del centro sanitario, donde, en silla de ruedas y con evidentes gestos de dolor, ofreció unas breves declaraciones a la prensa. "Ha sido un poco por cabezonería", dijo el torero. "Todo es por Carmen (su futura hija)", añadió, muy emocionado. "Si no fuera por el nacimiento, sería imposible haber salido de aquí todavía" porque, añadió, "me duele todo". Así, detalló que le cuesta "mucho" levantarse y sentarse. "Es complicado", reflexionó con voz entrecortada. Señalando su regazo, dijo que si le pusieran ahí a su bebé, "quedaría perfecta".

Al borde la lágrima, recordó la cogida: "Fue muy rápido, me vi las tripas fuera y me dije:“Esto es serio”. Y, claro, me las metí. Luego ya te duermen y pasa todo muy rápido, me sedaron ya en la uci de la plaza, y el que realmente se entera menos es uno mismo".

El diestro agradeció la atención recibida por los médicos de la plaza de toros de Huesca, el personal de la uci del hospital San Jorge de Huesca y a todos los médicos que le han atendido. "He estado muy sedado y me han cuidado muchísimo", dijo. Se refirió con especial cariño a Carlos Val-Carreres, especialista de referencia en el ámbito taurino, quien estuvo al lado del torero durante toda su comparecencia. "Es un ángel para todos los toreros", dijo de él. El médico terció entonces para recordar que Rivera viajaba a Sevilla en avión para ser ingresado en el hospital Sagrado Corazón, donde a estas horas, el diestro ya está "bajo el control del doctor Salvador Morales".

Cornada "tremenda"

Val-Carreres calificó de "tremenda" la cornada del toro ‘Traidor’ y confió en que "Dios quiera que sea la más grave de la temporada taurina y que, en definitiva, se haya podido agotar el cupo de heridos que pueda haber".

Al torero aún le quedan días en el dique seco. La herida es de una "extensión enorme, que ha llegado desde la ingle hasta las costillas del lado derecho de la columna vertebral. Ha sido muy amplia, extensa y muy grave", recordó el facultativo. A su juicio, la actuación de Enrique Crespo y de su equipo en el coso oscense ha favorecido la rápida recuperación del torero porque "las cosas estaban muy bien planteadas".

Rivera expresó su deseo que no terminar de esta manera la temporada, aunque es consciente de la gravedad de sus heridas. "Vamos a curarnos primero, pero no me gustaría que la despedida de este año fuera así, sin volver a torear", comentó.

De momento, Francisco Rivera habrá de decir no a una de las corridas más importantes para él sentimentalmente, la Goyesca de Ronda, tierra natal de su abuelo, Antonio Ordóñez. "Ni Ronda ni muchos otros sitios", dijo señalándose el abdomen. Aunque no cerró las puertas a volver a Zaragoza para la Feria del Pilar: "Es de las últimas oportunidades y me encantaría, desde luego, pero la recuperación depende del médico". En cuanto a si esta cornada le podría hacer abandonar definitivamente la carrera taurina, aclaró que "ahora mismo quiero recuperarme, volver a torear este año y ya veremos".

Etiquetas
Comentarios