Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El ansiado retorno a la Torre del Agua

Las invitaciones para visitar los edificios de la Expo se agotaron a las pocas horas de salir. Ayer se organizó el primer paseo y la estrella indiscutible volvió a ser el ‘Splash’.

Ángulos imposibles para captar la belleza del 'Splash'.
Ángulos imposibles para captar la belleza del 'Splash'.
josé miguel marco

La gota de agua gigante que se descompone en el gran espacio interior de la Torre del Agua sigue siendo la estrella de la Expo. La escultura ‘Splash’, que a punto estuvo de quedarse troceada en un almacén municipal después de la muestra internacional de 2008, continúa acaparando todos los ‘flashes’ cada vez que la Torre del Agua abre sus puertas al público. Como muestra, la visita al recinto de Ranillas que ayer organizó la asociación Legado Expo.

Se han preparado paseos todas las mañanas de sábado del mes de agosto, en una iniciativa que ha tenido una gran acogida. Cuando las invitaciones se pusieron a disposición del público a través de la web de la asociación, las 80 plazas gratuitas disponibles se acabaron en menos de cuatro horas. Se habilitó un segundo turno, y las 80 nuevas se agotaron igual de rápido.

Los recorridos empiezan en la terraza del Acuario y pasan por el frente fluvial, el Pabellón Puente y la Torre del Agua. Los dos turnos de ayer invirtieron una hora y media en la visita –uno de ellos algo menos, ya que hubo que correr para escapar de la lluvia–, tiempo suficiente para conocer las fortalezas y debilidades de la antigua Expo.

"La gente se sorprende, porque ve que están en uso más espacios de los que creían", cuenta José Antonio Palomares, miembro de la asociación Legado Expo que ayer guiaba a un grupo de vecinos. "El problema es que los que están cerrados son los edificios más emblemáticos", admitía. Durante las visitas, los miembros de esta asociación explican la situación en la que están el Pabellón Puente, la Torre del Agua, el pabellón de España y el de Aragón, y quiénes son los responsables de su abandono.

Sobre lo que más interesa a la gente, Palomares no tiene duda: "La Torre del Agua y el Splash". La asociación Legado Expo, que organiza voluntariamente estas visitas con el permiso de la sociedad Expo Empresarial, lleva años reclamando que este edificio abra de manera regular, con un horario establecido, y no solo de ciento a viento mediante visitas puntuales.

Palomares añade que también llama la atención de los visitantes "la situación en la que está el pabellón de España, rodeado de vallas", así como "las pintadas que hay en los bajos del pabellón de Aragón". Además, ayer hicieron un repaso a los desperfectos del frente fluvial, muchos de los cuales se están reparando en las últimas semanas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión