Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

En Aragón

La nueva Ley de Infancia permitirá paliar el déficit de familias de acogida

La DGA cuenta en la actualidad con más de 400 menores tutelados, la mitad en centros públicos.

P. Puebla. Zaragoza 09/08/2015 a las 06:00
Residencia Villacampa para mayores de 13 añosHA

Este mes entrará en vigor en todo el Estado la recién aprobada Ley de Protección a la infancia a la adolescencia.  El nuevo texto supone la modificación sustancial de otras cuatro leyes y del propio Código Civil y hace especial hincapié en la necesidad de agilizar los trámites y los procesos en los casos de menores en situación de desamparo. Además exige priorizar que estos menores sean reubicados en familias de acogida antes que en centros de acogida.

Esta modificación de la ley viene a refrendar lo que ya preveía el Reglamento de medidas de protección de menores en situación de riesgo o desamparo de la Comunidad Autónoma de Aragón. En este texto de 2008 el Departamento de Servicios Sociales y Familia ya dejaba claro que el acogimiento residencial de un menor se acordará sólo "cuando el resto de los instrumentos de protección resulten imposibles, inadecuados o insuficientes y se mantendrá el tiempo estrictamente necesario para la preparación del retorno del menor a su familia o a la adopción de otras medidas de protección". 
 

Familias de acogida de otras comunidades

Lo que sí resulta de gran novedad es que el Estado está dispuesto a lanzar, por primera vez, una campaña a nivel nacional para la búsqueda de familias de acogida y contempla la posibilidad del acogimiento en familias de comunidades autónomas diferentes a la de la familia de origen del menor. Lo que parece un simple matiz puede resultar de gran relevancia para los menores de Aragón, ya que la carencia de familias de acogida temporales es algo habitual y más de la mitad de los menores bajo la tutela de la Administración se ven obligados a vivir en centros de acogida. 

De los 403 menores sobre los que ejerce la tutela o la guarda el Gobierno de Aragón, 212 viven a día de hoy en centros de acogida. Algunos de estos centros son solo lugares de paso mientras se persigue la reinserción del menor en su propia familia y otros son Hogares de preparación de Acogimiento Familiar. La nueva ley busca reducir al máximo, cuando no evitar, el ingreso en cualquiera de estos centros. Para tal fin, la nueva normativa pide facilitar las estancias temporales en familias de acogida en el primero de los casos y los acogimientos permanentes o preadoptivos en el segundo de ellos, y por eso la búsqueda de familias idóneas se podrá ampliar a todas las comunidades autónomas.


A día de hoy, el Gobierno de Aragón ejerce la tutela de 368 menores que han tenido que ser separados de su núcleo familiar. Sobre 56 de ellos ejerce una tutela provisional mientras los juzgados deciden sobre la idoneidad de su regreso a las familias de origen. Sobre los otros 312, ejerce una tutela firme. Además, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) tiene en guarda a otros 35 menores que fueron alejados de sus familias por situaciones puntuales pero que probablemente puedan volver con ellas. 
 

Cuando se descarta la reinserción familiar

En Aragón existen además centros de acogida para jóvenes de entre 14 y 18 años en los que ya no se prioriza la reinserción familiar sino la preparación hacia la autonomía personal, la inserción sociolaboral y la emancipación. En estos últimos pueden alargar su estancia hasta los 21 años. La nueva ley respalda este tipo de medidas para los mayores de 14 años y exige realizar un seguimiento de todos los casos, de como mínimo un año, una vez cumplida la mayoría de edad. 

Los primeros días del menor en este tipo de centros son fundamentales para su integración y desarrollo posterior, según explica Carmen Alegre, directora de un 'hogar para la autonomía' que acoge a 18 chavales mayores de trece años en Zaragoza. La mayor parte de ellos no volverá con sus familias. "Vienen con un desfase y un fracaso importante en todos los ámbitos de su vida. Primero en el familiar, pero este arrastra todo los demás. Nuestra labor consiste en tirar de ellos y hacer que se sientan capaces de hacer cosas porque llegan con el autoestima por los suelos, de hogares donde no les han valorado o ha habido malos tratos", explica esta profesional.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo