Aragón
Suscríbete por 1€

El corredor Mediterráneo recibirá el triple de la inversión estatal para Aragón en 2016

Fomento destina 1.343 millones al eje ferroviario frente a los 418 que suman las partidas ministeriales para la Comunidad.
Los fondos para el Canfranc y la TCP se limitan a 2,2 millones y el corredor Cantábrico-Mediterráneo cuenta con 4,2.

Un tren de cercanías, a su llegada a la estación de Goya.
Un tren de cercanías, a su llegada a la estación de Goya.
oliver duch

El Gobierno de Mariano Rajoy destinará el año que viene 1.343 millones de euros al corredor ferroviario del Mediterráneo frente a los 2,2 millones que ha presupuestado para los dos ejes transfronterizos pendientes en Aragón, la reapertura de la línea internacional del Canfranc y la Travesía Central de los Pirineos. El esfuerzo no admite comparación, ya que solo para el eje que conectará Europa con todo el arco mediterráneo se ha previsto más del triple de la inversión que suman todos los ministerios en Aragón para 2016, que asciende a 418 millones.

Tanto los gobiernos de Rodríguez Zapatero como el de Mariano Rajoy hicieron una apuesta clara y millonaria por transformar el viejo ferrocarril convencional desde Gerona hasta Andalucía en una infraestructura de escala europea, adaptando todo el trazado al ancho internacional para promover el tráfico de mercancías y compatibilizándolo con la alta velocidad en el tramo catalán. Para ello, el Ministerio de Fomento ha previsto invertir el próximo año hasta 1.343 millones repartidos entre las autonomías de Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía. La otra línea de alta velocidad con salida a Europa y compatible con mercancías, la del País Vasco, contará con 551 millones de euros para seguir avanzando en las obras, tanto en el tramo de Valladolid a Vitoria como en el que unirá las tres capitales vascas (la denominada Y vasca).

Mientras, los grandes corredores ferroviarios de Aragón siguen aparcados en Madrid. Como adelantó este diario, para la modernización de la línea del Canfranc solo se han previsto dos millones, aunque el PP destaca que por primera vez se ha incluido una partida plurianual para invertir otros 80 millones hasta 2020. Eso sí, el esfuerzo inversor lo deja para la próxima legislatura y será el gabinete que salga de las elecciones de diciembre el que decida. Y para la reapertura propiamente dicha del viejo túnel figuran los mismos 100.000 euros de este año, que a estas alturas no se han gastado ni se ha encargado ningún informe.

Peor suerte corre la planificación de la Travesía Central de los Pirineos. Si este año cuenta con 200.000 euros, en los Presupuestos de 2016 se reducirá aún más, a 153.000. Esta cifra solo servirá para engordar el número de estudios e informes de un túnel cuya construcción está valorada en 7.847 millones de euros. Desde que en 1996 acudiera el expresidente aragonés Santiago Lanzuela a Bruselas a presentar el proyecto de un túnel de baja cota por el Pirineo Central al entonces presidente de la Comisión, Jacques Santer, apenas se ha avanzado. La TCP solo existe en los despachos, donde se acumulan al menos una docena de trabajos.

El capítulo de "agravios", en palabras de todos los partidos, salvo el PP, se completa en materia ferroviaria con el corredor Cantábrico-Mediterráneo. Las únicas obras previstas en Aragón se limitan al tramo Teruel-Sagunto, en cuya reparación se invertirán tan solo dos millones el próximo año y, en total, 18,5 hasta 2018 pese a su pésimo estado de conservación. También se instalará finalmente el sistema de comunicacion tren-tierra entre Zaragoza y Teruel, anunciado para este año y aún pendiente de licitar. Su puesta en servicio es imprescindible para aumentar el tráfico en la línea, pero sigue a la espera pese a requerir un exiguo coste, 2,2 millones de euros.

El resto del corredor, en su parte aragonesa, no consta en la planificación estatal. Ni la electrificación pendiente entre Teruel y Zaragoza, que llegó a presupuestar el Gobierno de Rodríguez Zapatero, dispone de partida, al igual que la reconverción del tramo entre Zaragoza-Castejón, a pesar de que dispone de los proyectos necesarios desde la misma etapa socialista. Esto no quita que se computen 400.000 euros para "estudios y proyectos" para el tramo Zaragoza-Castejón-Lorgroño-Miranda (sin que conste en la inversión regionalizada para Aragón) y que se reserven 36,3 millones para el tramo navarro.

Tampoco aparecen las mejoras de acceso al puerto de Sagunto, aunque el Ministerio de Fomento lo vende como un "impulso al transporte de mercancías" del que se beneficiará a Aragón. Lo que obvia es que los trenes de carga evitan utilizar la línea Zaragoza-Teruel-Valencia por su mal estado y prefieren dar un largo rodeo por la línea de Caspe y el eje Mediterráneo para llegar al puerto de Valencia (y no a Sagunto).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión