Despliega el menú
Aragón

El Castellar será este verano el centro de las investigaciones de la Fundación Dinópolis

Los trabajos de excavación se realizarán en este yacimiento turolense a finales de agosto.
La zona presenta una gran riqueza en fósiles y en depósitos con numerosas huellas de dinosaurios.

Imagen de una de las últimas excavaciones realizadas en yacimientos de El Castellar.
Imagen de una de las últimas excavaciones realizadas en yacimientos de El Castellar.
HA

Los paleontólogos de la Fundación Dinópolis retomarán la campaña de excavaciones de verano a finales de este mes con investigaciones centradas en el yacimiento de El Castellar, uno de los enclaves más importantes de la provincia de Teruel, con más de sesenta depósitos de restos de dinosaurio inventariados.

Esta zona, la mayoría de cuyos descubrimientos proceden del Cretácico, ya fue objeto de prospecciones la última semana de julio, dentro de un curso de la Universidad de Verano de Teruel. Los trabajos, no obstante, se han aparcado debido a las elevadas temperaturas que se registran este año y que impiden el normal desarrollo de las excavaciones. Dinópolis dedicará la totalidad de su plantilla, integrada por once paleontólogos, a las campañas de excavaciones.

El gerente de la Fundación, Luis Alcalá, señaló que se intensificarán las labores en uno de los dos yacimientos descubiertos el año pasado, que arrojó varios fósiles que, aunque todavía tienen que se estudiados exhaustivamente, en una primera instancia permiten albergar grandes esperanzas sobre nuevos hallazgos. Se trata, sin embargo, de una intervención que precisa de una importante planificación para acometer trabajos en los diferentes estratos, ya que muchos de los fósiles avistados permanecen incrustados en un talud.

La Fundación Dinópolis trabaja en El Castellar desde 2002 y entre los más recientes descubrimientos en uno de sus yacimientos, ‘La Tejera’, destacan los restos de cola y cuello de un diplodócido que vivió hace 145 millones de años. Algunas de las vértebras de este espécimen se expusieron en marzo en la vitrina del Museo Paleontológico de Dinópolis.

La zona, no obstante, es conocida en el mundo de la paleontología internacional por sus yacimientos de huellas o icnitas de dinosaurio, cuatro de los cuales están declarados Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón. La riqueza de este lugar ha propiciado que el Ayuntamiento de la localidad acondicione un paseo turístico sobre dinosaurios que fue inaugurado en marzo, en el que se incluyen réplicas de icnitas, así como la reconstrucción de un dinosaurio carnívoro de siete metros de longitud.

Mina de Santa María

Aunque El Castellar será uno de los centros neurálgicos de los trabajos de investigación de Dinópolis este verano, la mina Santa María de Ariño también será escenario de excavaciones en septiembre. De hecho, los trabajos en este inmenso asentamiento se retoman periódicamente a lo largo de todo el año. Incluso, un joven paleontólogo dispone de un contrato predoctoral por cuatro año para realizar investigaciones en este punto de relevancia mundial, en el que se han localizado miles de restos fósiles.

Posteriormente, el objetivo se centrará en el yacimiento de San Lorenzo en Riodeva, un lugar que ya ha dado muy buenos resultados en otras campañas y que se espera que continúe proporcionando vestigios de interés. Riodeva es la cuna del Turiasaurus, el dinosaurio de mayores dimensiones de Europa. Al margen de los trabajos al aire libre, Luis Alcalá manifestó que entre los proyectos para 2016 figura la realización de un audiovisual sobre dinosaurios. Se pretende, asimismo, proseguir realizando intercambios con investigadores norteamericanos, concretamente de la Universidad de Utah. Según explicó, muchos de los proyectos adicionales dependen de la financiación que se puede conseguir a través de la colaboración con empresas privadas, como es el caso de las minas de Ariño y Galve.

Etiquetas
Comentarios