Despliega el menú
Aragón

Mª Teresa Aparicio "La universidad es una inversión y hay que darle recursos"

La nueva vicerrectora de Economía espera que la Universidad de Zaragoza pueda contar pronto con un modelo de financiación que permita una planificación a largo plazo.

María Teresa Aparicio, en los pasillos del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.
María Teresa Aparicio, en los pasillos del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.
aránzazu navarro

-La Universidad de Zaragoza, ¿está tan mal como se dice, desde el punto de vista financiero?

-Sí, está mal. La situación es muy mala. Desde 2009 tenemos la transferencia básica congelada y en los últimos años no hemos recibido ninguna cuantía para inversiones. Además, tenemos continuas tensiones de tesorería. Son situaciones que se repiten con frecuencia y que el Gobierno de Aragón es consciente de ellas. La cuestión ahora es empezar a dialogar y ponernos a pensar en un modelo de financiación para la Universidad que nos permita contar con una planificación a largo plazo.

-Para usted, que ha participado en las negociaciones de los dos acuerdos anteriores, ¿cuál cree que sería el mejor modelo de financiación en este momento?

-El pacto que se firmó en 2011 con el Gobierno del PSOE-PAR estaba calculado sobre la base del coste medio por alumno en España. Nosotros lo adecuamos a la Universidad de Zaragoza ponderándolo con unos factores de territorialidad y experimentalidad para saber el coste básico de suficiencia. Sobre ese coste, la DGA financiaba el 72%. Este no se llegó a poner en marcha. El que negociamos en la última etapa del Gobierno del PP-PAR estaba basado en unos parámetros distintos: utilizamos los datos que se obtenían de la contabilidad analítica (calculando el coste de las titulaciones) y sobre ese esquema base, el Ejecutivo financiaba unos porcentajes dependiendo de las titulaciones. El resultado que se obtenía en los dos modelos no era muy diferente, pero como filosofía, a mí me gusta más el primero, el que se calcula en base al coste medio del alumno en España. Creo que es más objetivo y más claro.

-¿La cifra final que les salía en ambos acuerdos era similar?

-Sí. Y en ambos modelos salía que la Universidad estaba mal financiada. Con los dos se veía que era insuficiente, que había que aumentar la financiación básica.

-En este momento, la financiación básica que transfiere el Gobierno aragonés a la Universidad ronda los 142 millones anuales (143,7 este año por el cambio que se introdujo en las Cortes). ¿Cuál era la cuantía que salía con los modelos negociados?

-La financiación anual, ronda los 154 millones al año (a los 143,7 de la básica habría que sumar otros 10 que se aportan en concepto de complementos y otras transferencias). Con los modelos que se negociaron, la transferencia anual debería rondar los 158 millones de euros (sin incluir los complementos y transferencias).

-Usted ha llegado al vicerrectorado de Economía con el presupuesto de 2015 diseñado y aprobado. ¿Cómo está resultando la gestión? ¿Tendrán que volver a pedir créditos?

-Vamos a intentar no pedir más préstamos. Nuestro problema es que hay tensiones de tesorería: los complementos de este año aún no nos han sido abonados, el Ministerio nos debe también dinero por compensación de becas y otros conceptos... Esto hace que la gestión del día a día se complique.

-¿Cree que podrán llegar a final de año sin echar mano de préstamos bancarios?

-Sí. Entre otras cosas porque en el año 2012 se aprobaron medidas de racionalización del gasto que nos han ayudado. Este año, esas medidas han supuesto 8 millones; en 2014, la valoración de esas medidas fue de 9 millones. Esa racionalización se consigue planteando acciones que aumentan los ingresos y otras que reducen los gastos. Estas medidas van a tener que estar vigentes un tiempo, porque aunque ahora se firme un modelo de financiación los recursos son limitados. Habrá que mantener ese plan que, por otra parte, la comunidad universitaria ha entendido perfectamente y se está comportando de acuerdo con lo que fija.

-¿Cuál es el nivel actual de endeudamiento de la Universidad?

-A corto, créditos que debemos pagar este mismo año, tenemos 25 millones. Deuda a largo pendiente de amortizar tenemos 14 millones.

-¿Cómo se nota, a qué afecta más, esa falta de liquidez?

-Hay tres aspectos fundamentales que se resienten: la contratación de profesorado, la investigación y las infraestructuras.

-Pero la contratación la tienen ustedes también complicada por la limitación puesta por Madrid a las tasas de reposición (el número de funcionarios que ingresan en la Administración por los que se jubilan).

-Es verdad que tenemos esa losa, que no nos deja contratar, pero también es cierto que no disponemos del dinero para ello. Con lo que acabamos recurriendo a profesores asociados, cuyos contratos son más baratos. Esta figura cumple una función y hace una labor importante, pero la Universidad tiene que ir formándose con profesores permanentes porque son ellos los que hacen Universidad. Tener claro el modelo de financiación te permite hacer otro planteamiento.

-¿Cómo ha recibido al nuevo gobierno? ¿Creen que será posible llegar a un entendimiento con el nuevo Departamento de Universidad?

-El gobierno entiende perfectamente los problemas de la Universidad y creo que el diálogo puede ser muy fluido. Otra cosa es lo que luego se pueda hacer, pero de entrada está bien que reconozcan que estamos mal financiados. En cuanto a los criterios que deben utilizarse para diseñar el modelo pueden ser los que mencionábamos antes o cambiarse. Lo más importante es sentarse a negociar.

-¿Cuánto más puede aguantar la Universidad en esta situación de escasez de recursos?

-Pues no sé. Al final intentas sobrevivir. Hemos ido disminuyendo gasto en unidades, cerrando los sábados y parte de agosto, reduciendo seminarios, reordenando enseñanzas... Se puede sobrevivir a todo, pero no es la Universidad que queremos. Tenemos que entender todos, Gobierno y ciudadanos, que la universidad no es un gasto, es una inversión: es la institución que educa y prepara a las personas que nos permitirán avanzar en el futuro. La universidad es una inversión y hay que darle recursos.

Etiquetas
Comentarios