Aragón
Suscríbete

Benzema pierde protagonismo y podría dejar el Madrid

El francés no se adapta a las ideas de Rafa Benítez, que quiere futbolistas más implicados en la presión.

Karim Benzema, en el amistoso ante el Manchester City.
Karim Benzema, en el amistoso ante el Manchester City.
JOE CASTRO/efe

Benzema no convence a Rafa Benítez. El francés no acaba de asimilar el nuevo orden impuesto por el técnico. Al contrario, el atacante ha tenido muy poco protagonismo durante la pretemporada, y en ocasiones se le ha visto aislado, desubicado, confuso; asfixiado por el ideario de un entrenador cuyas máximas atienden a la disciplina, el rigor táctico y la presión en todas las líneas del campo.

En los cuatro amistosos que ha disputado, Benzema ha pasado totalmente desapercibido. Su única contribución se reduce a un gol ante el Manchester City, de muy bella factura, tras un centro de Danilo desde la banda derecha. Pero nada más. La llegada al banquillo de Benítez ha modificado el rol del jugador francés, que no asimila un nuevo sistema de juego (4-2-3-1) que le deja desasistido en ataque. Con Ancelotti, que optaba por un 4-3-3, el galo actuaba mucho más arropado y disponía de mayor libertad de acción para moverse entre líneas y asociarse con sus compañeros.

En este nuevo escenario, la titularidad del galo se antoja muy complicada. Más aún cuando Benítez ha dado galones a Gareth Bale, a quien tiene previsto situar en la banda izquierda para extraer todo su potencial. El cambio de ubicación del galés conllevará que Cristiano Ronaldo, indiscutible guía de los madridistas, pase a actuar de falso delantero centro. Con James o Isco en le mediapunta, Benzema se queda sin sitio en el equipo titular. Para el jugador galo, el panorama es mucho más desalentador tras la irrupción de Jesé, quien sí está aprovechando al máximo sus oportunidades. El canterano, que está jugando de delantero centro, ha recuperado su mejor versión y está siendo uno de los hombres más en forma de la pretemporada blanca.

Posible salida al Arsenal

La situación del francés, que además se ha mostrado apático en la presión, no ha pasado desapercibida para el Arsenal. El conjunto inglés pretende reforzar su línea de vanguardia y el elegido es Karim Benzema, quien no vería con malos ojos su salida de la entidad. Primero, porque no conecta con las ideas de Rafa Benítez y percibe un año incómodo, sin el protagonismo de antaño; segundo porque, con la titularidad muy comprometida, podría peligrar su presencia en la próxima Eurocopa de 2016; y tercero, porque el Arsenal le ofrece unas condiciones económicas muy ventajosas, además de un importante rol en el equipo. Yallí coincidiría con seis compatriotas suyos (Debuchy, Flamini, Sanogo, Koscielny, Coquelin y Giroud), y se reencontraría con Mesut Ozil.

En cualquier caso, el traspaso de Benzema al Arsenal presenta importantes dificultades. De hecho, el Real Madrid solo está dispuesto a vender al galo por una cifra que rondaría los 65 millones de euros. El delantero es uno de los jugadores preferidos de Florentino Pérez, el presidente blanco, y hace apenas un año renovó su contrato con los madridistas hasta junio de 2019.

Al margen de Benzema, Rafa Benítez deberá resolver otros aspectos en los próximos días. La mayor inquietud del técnico era la continuidad o no del capitán, Sergio Ramos, cuyos desencuentros con el club han sido constantes en los últimos meses. Sin embargo, Florentino Pérez ha acercado posturas con el central sevillano y todo apunta a que Ramos, por fin, sellará su renovación en las próximas semanas. Mientras, está pendiente la llegada o no al equipo de David de Gea, lo que conllevaría la salida de Keylor Navas; y los casos de Illarramendi, Lucas Silva, Coentrao y Martin Odegaard, quienes no entran en los planes del entrenador. Además, Benítez debe pronunciarse sobre Lucas Vázquez y Denis Cheryshev, cuya continuidad no es segura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión