Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón y Valencia harán frente común para desdoblar la N-232 e impulsar el ferrocarril de Teruel

Soro se reunirá después del verano con su homóloga de la Generalitat para exigir una "solución integral". Fomento vuelve a olvidar los dos ejes de conexión en los presupuestos del próximo año.

Los gobiernos de Aragón y Valencia harán frente común para reclamar el desdoblamiento de la carretera de Castellón (N-232) y la modernización del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo. Con este objetivo, el consejero aragonés de Vertebración del Territorio y Movilidad, José Luis Soro, se reunirá en las próximas semanas con su homóloga valenciana, María José Salvador, tras haberlo hecho con los alcaldes de los municipios afectados para unir fuerzas y, entre todos, intentar que se desbloqueen ambos proyectos en el Ministerio de Fomento.

El siguiente paso lo dará el consejero aragonés a finales de mes, cuando se reúna con la ministra, Ana Pastor, y le transmita la necesidad que tienen ambos territorios de dar una "solución integral" a las redes viaria y ferroviaria que conectan Aragón con el Mediterráneo. "En Madrid deben ser conscientes de que no solo es una reivindicación de nuestros territorios, sino que se trata de dos proyectos de Estado que dan cobertura al conjunto del país", enfatizó.

Sus intenciones chocarán, de entrada, con la realidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2016. El Gobierno de Mariano Rajoy ha vuelto a olvidar ambos ejes de conexión y, como en años anteriores, figuran partidas que nada cambiarán la realidad de dos infraestructuras abandonadas de forma histórica.

Un único tramo en obras

El único tramo en el que se está actuando está comprendido entre Ráfales y el límite provincial de Castellón, en el que ahora se ha vuelto a trabajar a buen ritmo tras varias paralizaciones decretadas por los gobiernos de Rodríguez Zapatero y de Rajoy. Para esta actuación de mejora sí habrá dinero para continuar con las obras el año que viene.

El problema es que la conversión de la carretera de Castellón (N-232) en autovía (A-68) no ha pasado siquiera de la fase de estudio informativo, es decir del análisis de los posibles trazados para el tramo comprendido entre Fuentes de Ebro y Valdealgorfa, de 88,2 kilómetros. Ese documento se presentó hace ahora seis años y no se ha avanzado ni en la ejecución de las variantes, salvo en el caso de la de Alcañiz.

Una treintena de representantes políticos de Teruel y Castellón se reunieron el jueves en Morella para urgir la N-232 y firmaron un acuerdo en el que evidencian el olvido de su tramo de carretera. "Mientras que en otras provincias la mejora de la N-232 ha avanzado de forma importante, e incluso se ha realizado el desdoblamiento de la A-68, vemos como en Castellón y Teruel su estado actual es muy deficiente e impropio de lo que debería ser una carretera de esta relevancia", apunta el documento.

Alcaldes y parlamentarios resaltaron que esta situación ha supuesto un freno al desarrollo de las comarcas afectadas, por lo que exigen una "tramitación rápida" de los proyectos, "una consignación presupuestaria adecuada y un calendario de actuación urgente". Para su seguimiento, anunciaron una comisión.

En el caso del ferrocarril, la última intervención se remonta al 2008, cuando se renovó la vía única entre Teruel y Zaragoza sin tocar los dos puertos y que ahora sufre continuas limitaciones por el deterioro de sus terraplenes. El resto del trazado sigue en un pésimo estado de conservación y el ADIF no acomete ni la instalación de un sistema de comunicaciones (tren-tierra) entre Zaragoza y Teruel para telemandar la línea desde el puesto de mando. Presupuestado este año, esta actuación se ha vendido en varias ocasiones por parte de los responsables del PP, pero aún está por ver cuándo empezarán los trabajos.

Las plataformas ciudadanas turolenses y asociaciones de vecinos de la capital, hartas de ver cómo se degrada la línea y no se invierte en su modernización como corredor de altas prestaciones, plantean ya una gran movilización para el mes de noviembre. La idea es organizar una marcha reivindicativa por las comarcas afectadas que acabaría en la estación de Teruel con un abrazo simbólico al edificio.

Una "oportunidad histórica"

El consejero de Movilidad y líder de CHA estimó que la afinidad política entre los dos ejecutivos autonómicos, gobernados por el PSOE con el apoyo de dos partidos coaligados en el Parlamento europeo (CHA y Compromís), supone una "oportunidad histórica para hacer una "pinza" y reclamar inversiones olvidadas ante la Administración central. "Teruel y Castellón están sufriendo el mismo problema", dijo.

José Luis Soro enfatizó que la intención no es que ambas infraestructuras figuren en los presupuestos de forma testimonial, sino con partidas plurianuales que "de verdad" comprometan el inicio de las obras y su conclusión a medio plazo. "No queremos cuatro perras para hacer más estudios, sino constatar que hay un compromiso real por parte del Ministerio de Fomento de acometer de una vez las actuaciones", apostilló.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión