Aragón
Suscríbete

El centro de salud de Illueca se paraliza de nuevo y se perderán 800.000 € de la UE

Las obras estaban a punto de empezar, pero para cofinanciarlas debían acabarse este año. La DGA busca fondos alternativos.

Todo estaba a punto para empezar los trabajos. El acta de replanteo iba a firmarse el miércoles de la semana pasada y la adjudicataria –Sacyr Construcción– ya ha vallado la parcela y ha colocado los carteles de obra.
Todo estaba a punto para empezar los trabajos. El acta de replanteo iba a firmarse el miércoles de la semana pasada y la adjudicataria –Sacyr Construcción– ya ha vallado la parcela y ha colocado los carteles de obra.
HERALDO

Nuevo capítulo en la historia de despropósitos del centro de salud de Illueca, un equipamiento que la comarca del Aranda reclama desde hace más de una década. A pesar de que la construcción del edificio ya se ha adjudicado y de que estaba previsto que las obras comenzasen la semana pasada, el Gobierno de Aragón ha decidido paralizar el inicio de los trabajos porque es imposible acabarlos este mismo año y entonces no se podrán cofinanciar con fondos europeos.

Esto significa que la DGA va a perder los 800.000 euros que iba a aportar la Comisión Europea a través de sus fondos Feader, lo que a su vez obliga al Departamento de Sanidad a buscar una fuente de financiación alternativa si no quiere que el proyecto vuelva a quedar bloqueado. Fuentes oficiales del Departamento de Sanidad destacaron ayer que "de momento" no se va a rescindir el contrato con la empresa adjudicataria. "Se está buscando una solución y en principio pasará por pagarlo íntegramente con fondos propios", añadieron las mismas fuentes.

El actual centro de salud de Illueca hace ya años que se quedó pequeño y obsoleto, e incluso presenta problemas de acceso para los vehículos de emergencia. Las nuevas instalaciones se levantarán en un solar que la comarca del Aranda compró y cedió a la DGA en 2007. Sin embargo, desde entonces el proyecto ha sufrido sucesivos retrasos tanto durante la última legislatura de Marcelino Iglesias como en los cuatros años de mandato de Luisa Fernanda Rudi.

En noviembre del año pasado, los anteriores responsables del Salud sacaron por fin a concurso las obras, pero una baja temeraria por parte de la empresa inicialmente ganadora retrasó el proceso. Los trabajos se adjudicaron el 17 de mayo –en vísperas de las eleciones– por 2 millones de euros, el contrato se formalizó el 23 de junio y estaba previsto que el acta de replanteó se firmara el miércoles de la semana pasada. Sin embargo, ese mismo día, ya con el consejero Sebastián Celaya al frente de la consejería, la DGA comunicó a la empresa Sacyr que las obras no pueden empezar porque la obligación de acabarlas este mismo año hace imposible financiarlas al 50% con fondos Feader.

Los trabajos se licitaron con un plazo de ejecución de 15 meses, lo que significa que ya en aquel momento era materialmente imposible terminarlos para el 31 de diciembre de 2015. Pese a todo, los anteriores responsables del Salud continuaron con la tramitación del proyecto y firmaron el contrato seis meses antes del plazo límite marcado por Europa.

"Todo el que conociera el expediente tenía que saber lo que pasaba y que ese plazo era improrrogable, así que creo que siguieron adelante por razones electorales", criticó ayer el nuevo presidente de la comarca del Aranda, el socialista José Ángel Calvo, quien recordó que el alcalde de Illueca, Ignacio Herrero, era el portavoz del PP en la comisión de Sanidad. Por su parte, el regidor illuecano sostuvo que el anterior consejero, Ricardo Oliván, había garantizado la financiación del nuevo centro de salud. "Yo temía que el nuevo Gobierno lo paralizase, pero no tan pronto... Estamos hartos de esperar y esperamos que el consejero Celaya sea sensible a nuestra situación", dijo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión