Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Hoteles y bares rechazan, por injustificada, la tasa turística que estudia el Ayuntamiento

Creen que los establecimientos ya sufren una alta presión impositiva y piden más inversión en promoción.

Un grupo de turistas atraviesa la plaza del Pilar, ayer por la mañana.
Un grupo de turistas atraviesa la plaza del Pilar, ayer por la mañana.
OLIVER DUCH

El anuncio del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, de que estudia la posibilidad de implantar en la ciudad una tasa turística como la que ya tienen Barcelona y otras muchas urbes europeas ha sido muy mal recibido por el sector hostelero. Con todas las cautelas (ya que, de momento, no hay nada decidido; se trata de una opción más que analiza la corporación zaragozana) pero con toda la contundencia, los hosteleros rechazaron soportar más carga impositiva.

En opinión de estos empresarios, una tasa así sería injustificada en Zaragoza, donde el número de turistas no es tan elevado como para que sus visitas tengan un impacto negativo sobre el medioambiente o los servicios de la ciudad. Consideraron que los establecimientos hosteleros ya sufren una alta presión tributaria (desde el pago del IBI a las tasas por terrazas) y aseguraron que un nuevo recargo económico los haría menos competitivos.

Para José Luis Izuel, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza Horeca (que integra a restaurantes y hoteles), si finalmente el Ayuntamiento fija esta tasa turística será "otra carga que deberá soportar el sector".

Izuel reconoció que, a priori, esta posibilidad no les gusta, aunque apuntó que, por el momento, se desconoce en qué está pensando el Ayuntamiento. En opinión del presidente de Horeca, el alcalde tendría que explicar "por qué y en base a qué" se crea este nuevo gravamen para la hostelería: "Cuando haya un proyecto definido –dijo–, ya se verá. Habrá que conocer qué finalidad tiene, si como ocurre en otras ciudades revierte sobre el sector, cómo se controla...". Pero, de entrada, Izuel rechazó nuevos recargos económicos: "Zaragoza no es la Costa Brava –dijo– aquí la ocupación es menor, no hay un perjuicio sobre el entorno como ocurre en las zonas de costa, que deben limpiar playas".

Temen trabas al turismo

Por su parte, Luis Vaquer, presidente de la Asociación de Restaurantes de Zaragoza, consideró "totalmente negativa" la posibilidad de una tasa turística. "Es lo que menos necesita el sector en estos momentos –opinó– y menos, en una ciudad a la que le falta inversión en promoción". Vaquer apuntó que "todo lo que sea poner impedimentos y trabas al turismo es malo".

Asimismo, el máximo representante de esta asociación empresarial, criticó que lo primero que haya hecho el nuevo Ayuntamiento con respecto a este sector sea anunciar que no descarta implantar un nuevo impuesto para recaudar más. "No sabemos qué piensan del turismo: si les parece bien o mal, ni qué planes tienen. Aún no se han reunido con el sector aunque ya hemos pedido un encuentro", lamentó. Para Vaquer, no deja de ser triste que solo se acuerden de ellos a la hora de recaudar: "Además de que la hostelería no recibe subvenciones y que es una de las actividades económicas que más impuestos paga, estudian una tasa solo para nosotros. Algo totalmente negativo", dijo.

El sector mueve 407 millones

El empresario consideró que Zaragoza no está "en la primera división" del turismo, como puede ser el caso de Barcelona y de otras ciudades europeas, que reciben millones de turistas al año: "Aquí, en vez de poner trabas a la llegada de visitantes, habría que pensar en cómo atraer al doble de turistas que vienen ahora", apuntó.

Un informe encargado por la anterior concejala de Turismo, Lola Ranera, y realizado desde Zaragoza Turismo, cifraba en 1,2 millones el número de visitantes que llegó a Zaragoza durante todo el año pasado. De ellos, 647.00 pernoctaron en la ciudad y eligieron para ello un establecimiento hotelero, principalmente de 3 o 4 estrellas, según recoge el estudio. El mismo informe calculó que el turismo activó la economía de Zaragoza en 407 millones de euros y estimó que representa el 2,2% del PIB de la ciudad.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza no precisaron ayer nada nuevo sobre este asunto. Fuentes municipales reiteraron que "se trata de una opción más de las muchas que se están estudiando para aumentar la financiación", pero aseguraron que "no hay ninguna decisión tomada". Estas fuentes explicaron que uno de los objetivos de esta nueva corporación será el de trabajar para aumentar el número de pernoctaciones en la ciudad de Zaragoza.

El anuncio de que se estaría estudiando esta nueva tasa turística lo hizo el viernes el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, en una entrevista a la agencia Efe. En sus declaraciones, no precisó si afectaría solo a las pernoctaciones o si el recargo podría hacerse extensivo a otros servicios turísticos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión