Aragón
Suscríbete

El Gobierno de Aragón habilitará préstamos a bajo interés para los fruticultores de la comunidad

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, lo ha anunciado a las organizaciones agrarias.

Javier Lambán y Joaquín Olona han reunido, por primera vez en la historia, a todas las asociaciones agrarias para tratar los problemas que les afectan.
Javier Lambán y Joaquín Olona han reunido, por primera vez en la historia, a todas las asociaciones agrarias para tratar los problemas que les afectan.
DGA

El Gobierno de Aragón habilitará de forma rápida una línea de préstamos a bajo interés para los fruticultores, a fin de que puedan enfrentar la fuerte caída de los precios del melocotón o la nectarina, que el sector achaca a las grandes distribuidoras y al veto ruso a las importaciones europeas.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, lo ha anunciado a las organizaciones agrarias en la primera reunión que ha presidido de la Mesa de la Fruta, en la que se han tratado los problemas estructurales del sector, uno de los más dinámicos de la agricultura aragonesa pero también de los más atomizados.

Joaquín Olona ha avanzado también que la Comisión Europea va a aprobar "de forma inminente" un nuevo reglamento para que se puedan financiar las operaciones de retirada de frutas con un fondo de crisis y no con cargo al sector.

Las organizaciones agrarias, UAGA, ASAJA, UPA y ARAGA, han traslado al consejero los problemas estructurales que afectan al sector, resumidos en la caída de los precios y la atomización de la oferta, que por segundo año se han agravado con el veto ruso.

Reconocen que no "hay una varita mágica" para poder solucionarlos, pero han reclamado medidas para garantizar unos precios de venta mediante contratos que ahora no se firman, con lo que el productor "vende sin precio", han coincidido en remarcar.

Al respecto, el consejero ha apelado a tratar de forma "urgente" la mejora y potenciación de las organizaciones de productores para poder concentrar la oferta con el fin de conseguir negociar mejores precios con la cadena de distribución.

A su juicio, las organizaciones de productores, hasta casi 40, adolecen de "un problema grave de atomización y dispersión de la oferta" y no se utilizan "con eficacia".

Para el consejero, están respondiendo a otros objetivos, como la tarea de facilitar las inversiones de los agricultores, que también es importante, pero no abordan "con la eficacia que deberían el reto de la concentración de la oferta", que es uno de los fines para los que se crearon.

Este es uno de los asuntos en el que ha puesto el acento Olona, quien ha reconocido que si los agricultores no se integran -un 40% no lo están- en las organizaciones productoras es porque no cumplen su función, como lograr concentrar la oferta para mejorar unos precios que "están al borde" de pérdidas para el fruticultor.

Sobre este asunto, el secretario general de UPA, José Manuel Roche, ha señalado que la caída de los precios del melocotón y la nectarina, que a principios de campaña estaban a 60 céntimos de euro el kilo en lonja y que ahora ha bajado a 25 o 30, es "injustificada" y se ha producido tras anunciar Rusia que prorrogaba el veto.

Para este agricultor, además de organizarse mejor el sector, hay que "obligar" a la distribución a cumplir la ley de la cadena alimentaria porque ahora se vende, bajo una especulación "muy potente", sin precio y "sin saber cuando se va a cobrar".

Ramón Portolés, de ASAJA, ha lamentado que este es un asunto de ámbito europeo que no tiene solución y "no hay ninguna posibilidad de conseguir una rentabilidad", porque la oferta esta concentrada en Europa en diez centrales de compra.

Por segundo año consecutivo, ha añadido, los agricultores aragoneses, que cultivan unas 25.000 hectáreas de fruta de hueso, van a percibir precios por debajo de coste de producción, "un palo económico muy gordo".

A su juicio, el gran enemigo es "la gran distribución" con la que nunca ha habido una interlocución y a la que "no se le puede poner coto" en un espacio, como el europeo, donde hay libre circulación de mercancías.

Miguel Ángel Gómez, de ARAGA, ha dicho que las soluciones "no las tiene nadie", ha reclamado más industria transformadora, ha defendido la profesionalidad de los agricultores y la integración y ha reconocido que gracias a la demanda favorecida por las altas temperaturas este año "la fruta está saliendo" y no se almacenan grandes cantidades.

Manuel Rausa, de UAGA, ha culpado a la gran distribución de la situación dado que no se entiende que en un año con menos producción, gran calidad y más consumo -por las altas temperaturas- los precios vayan a la baja.

Ha apelado a una mayor unidad para "ser un poco más fuertes" ante la gran distribución y a las administraciones autonómica y central les ha exigido más control en el cumplimiento de la legislación, porque "nadie controla" y los "paganos" son los productores.

Tras señalar que la parte "más fuerte" es la gran distribución, ha subrayado que las administraciones tienen que "ayudar" para luchar contra esa desventaja haciendo cumplir las leyes, con contratos con una fecha de cobro y un precio "y eso no se cumple".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión