Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aranda de Moncayo revive la trashumancia con vacas y caballistas

Casi 90 jinetes y más de 50 senderistas llevaron al ganado por los montes del municipio en el X encuentro ecuestre.

Los caballistas conducen al rebaño de vacas avileñas, que son totalmente mansas.
Los caballistas conducen al rebaño de vacas avileñas, que son totalmente mansas.
heraldo

Casi 90 jinetes y más de 50 senderistas que les acompañaron a pie participaron ayer en Aranda de Moncayo en una nueva edición de la trashumancia a caballo, una iniciativa con la que este pequeño municipio recuerda a los pastores que movían su ganado en busca de nuevos pastos.

La actividad se desarrolló dentro de la concentración de caballistas que desde hace una década se celebra en la localidad organizada por la Asociación Cultural y Deportiva Aranda Ecuestre. "Se trata de un encuentro totalmente consolidado al que acuden jinetes de toda España –explicó la presidenta de la entidad, Silvia Caballero–. Por eso hace unos años pensamos en ampliar el programa incluyendo un homenaje a los pastores trashumantes, ya fueran a pie o a caballo". La primera conducción de ganado tuvo lugar en 2013, y a la segunda se le añadió un encuentro senderista para acompañar a los jinetes a pie.

"Hoy ya podemos decir que las tres actividades son ya una cita fija del verano –valoró Caballero satisfecha–. Este año hemos batido todos los récords de participación y hemos tenido al campeón de Aragón de senderismo y a caballistas llegados desde Guadalajara, Navarra, La Rioja, Ejea...".

La jornada comenzó con un almuerzo para todos los inscritos. Después, a las 10.30, los participantes acudieron a la plaza para recoger al ganado: un rebaño de vacas avileñas totalmente mansas –aunque su color negro pudo preocupar a quien no lo supiera–.

Durante más de tres horas, jinetes y senderistas condujeron a las reses por los montes de Aranda de Moncayo. "Vamos todos juntos, de hecho cuando alguna vaca se mete en una zona en la que no pueden entrar los caballistas quienes las sacan son los participantes a pie... como se hacía en la trashumancia", destacó Caballero. En total, el grupo hizo un recorrido de ocho kilómetros. Al acabar los organizadores sirvieron un aperitivo, y después se celebró una comida popular. La Asociación Cultural y Deportiva Aranda Ecuestre agradeció a las instituciones y a los particulares toda la ayuda recibida. "Sin ellos esto no sería posible", recordaron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión