Aragón
Suscríbete

Una carrera sin obstáculos

Por segundo año consecutivo la ParaBaja ofrece la posibilidad de vivir la carrera a 12 pilotos en silla de ruedas. Dos tramos de 30 kilómetros en los que los corredores solo piensan en disfrutar.

Jesús Calleja revisa su coche tras sufrir una avería eléctrica.
Jesús Calleja revisa su coche tras sufrir una avería eléctrica.
@Albert_Rivera

Poder sentir la ‘Experiencia Baja’. Ese es el objetivo con el que acuden hasta Teruel 12 personas con movilidad reducida. Van a participar en la prueba conocida como ParaBaja. Una competición en la que lo importante no es quedar primero, sino disfrutar como los pilotos que sí que se juegan el título. "No llevamos coches con reglajes de competición, solo están adaptados a nuestras capacidades, porque venimos a pasarlo bien", explicó Carlos de Albert, uno de los participantes de la carrera.

La idea de que las personas en silla de ruedas pudiesen participar surgió gracias a Natalia Bettonica. Ella es la directora de la fundación Step by step, que se encarga de practicar rehabilitación a personas con lesiones medulares. Durante estos días también ocupa el puesto de codirectora de la ParaBaja. "Todos vienen por haber tenido un accidente de coche, pero huelen a gasolina y se vuelven locos", explicaba Bettonica, mientras dibujaba una sonrisa dirigida a los pilotos. "La idea se me ocurrió cuando vi un vídeo de un italiano con una lesión medular que corría en moto y pensé: si él puede encima de dos ruedas no van a poder ellos en un coche", declaró la directora de la fundación.

La ParaBaja realiza dos tramos de 30 kilómetros, uno durante la jornada del sábado y otro del domingo, por el mismo trazado por donde discurre la prueba. Los participantes además están invitados al evento, lo que quiere decir que no tienen que pagar la ficha por entrar en la competición. "La Baja es una competición importante que conoce todo el mundo, y nosotros tenemos la posibilidad de vivirla", explicó Francisco Crespo. Y aunque el recorrido no es cronometrado, por tanto no hay un ganador, los pilotos reconocen entre risas que cuando ya tienen los motores encendidos y transcurren por el trazado "al final siempre surgen algunos piques".

Bettonica quiere insistir en las capacidades que tienen estos pilotos. Un ejemplo es Joan Lascorz, que sufrió un accidente en una competición que le dejó en silla de ruedas, que corre la Baja a bordo de un buggy adaptado. Lascorz compite en el campeonato de España y en la Baja espera tener una buena actuación. "Yo intentaré acabar en el podio", explicó el piloto.

Las inscripciones de estos corredores han aumentado. El año pasado 8 pilotos se acercaron a disfrutar del trazado y en esta ocasión han sido 12 los apuntados. Unos pilotos que cuando todavía no han finalizado la Baja 2015 ya piensan en la del 2016.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión