Aragón
Suscríbete

Solicitan regular y acometer mejoras en el salto de Bierge para evitar su masificación

Alcaldes y empresarios alertan del impacto medioambiental por la llegada de autobuses de bañistas.

El salto de Bierge, en el río Alcanadre, se masifica durante los fines de semana del verano con cientos de bañistas.
El salto de Bierge, en el río Alcanadre, se masifica durante los fines de semana del verano con cientos de bañistas.
José luis pano

De paraíso natural los días laborables a una playa masificada el fin de semana. Entre esas dos imágenes se puede encontrar el salto de Bierge. Si se acude de lunes a viernes, la escasa afluencia de gente permite disfrutar de un baño tranquilo mientras se escucha el sonido del agua precipitándose sobre la antigua presa hidroeléctrica. Muchos son los bañistas que acuden a esta zona atraídos por su encanto paisajístico, en la Sierra de Guara, y por la posibilidad de pasar un día de playa en el río Alcanadre. Llegan desde Barbastro, Huesca, Zaragoza, Cataluña, y otras comunidades. Y a ellos se suman los habituales barranquistas nacionales e internacionales que finalizan aquí el descenso del barranco de La Peonera.

Pero el paisaje cambia los sábados y los domingos con la llegada de cientos de personas que vienen a pasar el día, con sus propios vehículos o fletando autobuses, una tendencia cada vez más habitual en la zona y sobre todo vinculada a las comunidades sudamericanas que han convertido el salto de Bierge en su lugar preferido de veraneo en julio y agosto. El pasado fin de semana llegaron hasta siete autobuses desde Barcelona y Zaragoza. Es algo que ya empieza a ser rutinario pero que, sin embargo, apenas deja beneficios económicos en el entorno y sí basura.

Desde la asociación de empresarios de la Sierra de Guara su presidente, Paco Lacau, denuncia la ausencia de control en un espacio natural protegido y la inacción de los responsables últimos la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y la consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón . "Debería haber una adecuación del entorno con mejora de accesos", comenta Lacau. En su opinión también debería instalarse una batería de servicios y duchas y contar con la presencia de educadores ambientales. El portavoz de empresario propone que se limite la entrada, como ocurre en Ordesa, y que se promocionen otros saltos que tenemos en la zona (Pozán y Castillazuelo) "para conseguir una menor presión en Bierge y un valor añadido en esas localidades".

La última acometida en el entorno se realizó con el Plan de Dinamización Turística de la Comarca del Somontano y supuso la construcción de un aparcamiento. El alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, que entonces era consejero del Parque, considera que "tenemos un salto privilegiado y después del anuncio de Samgung todavía se ha conocido más en España". "Es muy cómodo llegar desde Zaragoza y fletando un autobús por 10 o 15 euros puedes pasar todo el día junto al río, pero no puedes cortarte el pelo ahí y dejarlo en el agua, ni comer una fideuá y dejar los restos en el canto de la orilla", manifestó. Según dijo, "es un problema de educación y a lo mejor las otras culturas que han venido a España no tienen la misma que nosotros".

El Ayuntamiento de Bierge ya ha llevado a cabo gestiones con el Parque Natural de la Sierra y con la consejería de Medio Ambiente, pero las soluciones no llegarán este verano como lamentaba el alcalde, Fernando Campo. "El salto está desbordado totalmente", recalca. Para él, la solución pasaría "por regularlo y tomar medidas pero habrá que hablar y consensuarlo entre las partes implicadas".

La presa de Bierge, con un salto de 10 metros sobre le badén del río, está considerada como uno de los mejores lugares de baño de Aragón y según los vecinos de la zona, "cada año se habla de la masificación que soporta pero no se soluciona nada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión