Aragón
Suscríbete

Julio está siendo el mes más cálido en Aragón en al menos 70 años

Las temperaturas han estado de tres a cinco grados por encima de lo habitual.
El episodio es más intenso que el de 2003.

Las sucesivas olas de calor que sufre la Península desde la penúltima semana de junio han provocado que en Aragón julio esté siendo el mes más tórrido en al menos 70 años –desde que hay registros–. Tanto las temperaturas mínimas como las máximas se están situando entre tres y cinco grados por encima de lo habitual y ya se puede adelantar que este episodio es todavía más intenso que el del verano de 2003.

Hay que recordar que el 7 de julio Aragón batió su récord histórico de temperatura con los 44,5 grados que se midieron en el aeropuerto de Zaragoza –hasta entonces, no se había pasado de 43,1–. Además, el pasado día 22 la capital aragonesa batió otra marca al no bajar de 25 grados en toda la madrugada –el anterior registro estaba en 24,6–.

Sin embargo, la persistencia del calor extremo va a dejar efemérides más notables que las que pueden registrarse en un día aislado. Aunque aún faltan unos días para que termine, prácticamente ya se puede dar por seguro que en las tres capitales de la Comunidad julio va a ser el mes más cálido conocido tanto en lo que se refiere a las máximas como en las temperaturas medias –las que se obtienen promediando esos valores diurnos con las mínimas nocturnas–.

Según los datos provisionales que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) facilita a diario, desde el 1 de julio en el aeropuerto de Zaragoza el promedio de las máximas se sitúa en 37 grados –4,6 más de lo habitual– y la temperatura media del mes está en 29,2 grados –3,9 por encima de lo normal–. Por tanto es casi seguro que se van a batir los récords no solo de julio, sino de cualquier mes medido hasta ahora:en julio de 2006 el promedio de las máximas fue de 35,6 grados (1,4 menos que ahora) y la temperatura media del mes se situó en 28,2 grados (uno menos).

En el observatorio del aeropuerto de Huesca está sucediendo prácticamente lo mismo. El promedio de las máximas desde el 1 de julio está en 36,7 grados –cinco por encima de lo normal– y la temperatura media del mes por ahora queda en 28,5 grados –4,4 más de lo habitual–. Todo apunta a que también se van a batir las efemérides anteriores: 34,7 grados de promedio de las máximas en julio de 1994 (dos menos que ahora) y 27,2 grados de media mensual en agosto de 2003 (1,3 menos).

Teruel también va camino de batir todos los récords de calor, ya que del 1 al 24 de julio en su observatorio el promedio de las máximas se dispara hasta los 35,7 grados –4,4 por encima de los valores considerados habituales– y la media mensual está en 25,9 grados –3,7 más de lo normal–. Esos valores superan, aunque con menos holgura, las efemérides vigentes: en julio de 1994 el promedio de las máximas se situó en 35,1 grados –0,6 menos que ahora– y la media mensual se quedó en 24,9 grados –uno menos que ahora–.

18 y 16 noches tropicales de 24

Otros datos igual de apabullantes sobre la intensidad de las olas de calor de este verano son los del número de noches tropicales registradas. Según los datos de la Aemet, en Zaragoza del 1 al 24 julio ha habido 18 madrugadas en las que los termómetros no han bajado de 20 grados y en Huesca, 16.

"No solo es que se haya establecido una nueva efeméride de la mínima más alta con 25 grados, es que hace uno días hubo municipios que llegaron a no bajar de 28 grados –destaca el delegado de la Aemet en Aragón, Rafael Requena–. Estas últimas semanas estoy viendo datos que no había conocido en mis 38 años de experiencia profesional como comprobar que a entre 5.500 y 6.000 metros de altitud en vez de estar a -8 o -7 grados las temperaturas han llegado a estar cerca de ser positivas".

Para responder a la pregunta de si este fenómeno es más intenso que el que se produjo en el verano de 2003 hay que tener en cuenta que la Aemet define ‘ola de calor’ como un episodio de al menos tres días consecutivos en el que al menos el 10% de los observatorios registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie histórica para los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000. Ese umbral varía en función de cada lugar, de forma que por ejemplo en Zaragoza está en 37,5 grados; en Huesca, en 34;y en Benasque, en 33.

En 2003 no se pasó de 37,2 grados

Desde el punto de vista de los registros alcanzados, no hay duda de que el actual episodio es más tórrido que el de 2003, ya que curiosamente entonces en toda España no se pasó de los 37,2 grados, una temperatura que solo en Zaragoza este mes se ha alcanzado once veces. Más difícil será superar a la gran ola de calor de hace 12 años en cuanto a duración consecutiva, ya que entonces los requisitos exigidos por la Aemet se cumplieron 16 jornadas seguidas. Los expertos consideran que este verano no ha habido una única ola de calor tan larga, pero dan por hecho que sí se van a contabilizar más días totales y más provincias en situación de ola de calor –en 2003 fueron 37–.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión