Aragón
Suscríbete

Una jornada de buceo que pudo truncar su carrera

El jugador del Bada, Mikel Muguerza, sufrió un aparatoso accidente que le impedirá jugar varios meses, al ser arrollado por una lancha cuando practicaba submarinismo

Mikel Muguerza, en el hospital tras ser operado.
Mikel Muguerza, en el hospital tras ser operado.
heraldo

El joven lateral del Bada Huesca, Mikel Muguerza no quiere utilizar el término ‘mala suerte’ para referirse al accidente que sufrió el pasado 16 de julio practicando submarinismo y que hasta ayer lo ha tenido hospitalizado. "Podría haber sido mucho peor, haber supuesto una amputación, o incluso algo más grave, así que dentro de lo que cabe, me tengo que considerar afortunado".

El jugador se encontraba de vacaciones en Calella de Palafrugell, en la Costa Brava, en una cala llamada El Golfet, un lugar propicio para la realización de submarinismo, un deporte que Muguerza acostumbra a practicar en verano, cuando en una de sus inmersiones, en el momento de volver a la superficie, una lancha no vio la boya que señaliza la presencia de un submarinista y golpeó al jugador en la cabeza y hombro, impactando su mano derecha con la hélice de la embarcación y provocándole graves cortes. "Noté un golpe fuerte, pero en un primer momento no me percaté de las heridas, solo me noté aturdido por el impacto. Fue cuando nadaba de vuelta a la orilla cuando vi en que estado tenía la mano, que no paraba de sangrar". En ese momento, el jugador fue consciente de que se enfrentaba a algo grave.

Fue atendido en el puerto de la localidad, pero tuvo que ser trasladado a un hospital cercano, donde fue operado de urgencia, en una intervención de dos horas y media, de la que se recuperaba hasta ayer. "Me han dicho que con mucho trabajo de rehabilitación podré recuperar totalmente el movimiento de la mano, porque está afectado el flexor de los dedos".

Por ahora, es pronto para fijar los plazos de recuperación, ya que ni los médicos que le están atendiendo se atreven a realizar un diagnóstico claro. "Al haber sido en agua marina y con un objeto metálico hay mucho riesgo de infección, por ahora todo va muy bien en ese aspecto, pero hay que esperar a que cicatrice del todo para hablar de un periodo más concreto, aunque en un principio creen que no podré jugar en unos tres meses", lamenta Muguerza.

Por ahora el jugador ya ha sido dado de alta y espera una primera revisión para fijar su lugar de recuperación. "Tienen que determinar si es mejor que el seguimiento me lo hagan los mismos médicos que me han operado, o si es preferible que siga la rehabilitación en mi casa -el jugador es natural de Legazpi, en Guipúzcoa-, o en Huesca".

Por ahora, la intención del Muguera es estar presente el próximo día 1 con el resto de sus compañeros en la presentación del equipo antes de comenzar la pretemporada el día 3 de agosto. Se da la circunstancia de que el lateral ya no pudo participar de la competición en los últimos tres meses de la pasada campaña, al lesionarse los ligamentos de la rodilla ante el Puente Genil. Pero lejos de lamentarse por esta cadena de infortunios, él mantiene su discurso. "Tengo que dar gracias de que ésta pueda contarla".

Por parte del Bada Huesca, le han transmitido su total apoyo ante esta situación, algo que ya hicieron cuando se lesionó de gravedad en febrero y le ampliaron el contrato. "Son cosas que no se pueden controlar. Sabemos que el jugador lo está pasando mal con esta situación y lo único que podemos hacer es tranquilizarlo, porque seguimos contando con él", dijo Javier Zaragoza, gerente del Bada Huesca, que no se plantea realizar ninguna incorporación a pesar de esta situación inesperada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión