Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tornado en Mosqueruela a los 13 años del de Alcañiz

El ciclón que pasó el jueves a apenas un kilómetro de la localidad arrancó árboles de cuajo y tiró tapias y viveros. Ese día hacía 13 años del que dejó graves daños en Alcañiz.

El tornado cruzando por detrás del casco urbano de Mosqueruela.
El tornado cruzando por detrás del casco urbano de Mosqueruela.
LA POSADA DE MOSQUERUELA

"La tarde estaba tranquila. Había alguna tormenta pero no se oían ni truenos. Por eso me sorprendió salir al balcón y encontrármelo... no me lo esperaba". Así relata Nacho Ibáñez, un vecino de Mosqueruela aficionado a la meteorología, cómo se dio cuenta de que en torno a las 17.35 del jueves un tornado estaba pasando a apenas un kilómetro y medio de este municipio turolense situado en la sierra de Gúdar.

"Cuando lo vi todavía no había llegado al suelo, pero enseguida empezó a tocar tierra y a levantar piedras, arena, árboles... –sigue explicando Ibáñez–. Lo grabé en vídeo y uno o dos minutos después rompió un tendido eléctrico y nos quedamos sin luz".

Siempre según su relato, el tornado fue visible durante cuatro o cinco minutos. En cuanto desapareció, el autor de las imágenes que han circulado por las redes sociales se acercó hasta la zona abatida por fenómeno atmosférico.

"Tocando tierra recorrió en torno a medio kilómetro, pero era una zona llana de campos y bancales en la que no causó daños graves –señala Ibáñez–. Se llevó por delante algún vivero, pero de lo que vi lo más llamativo es que arrancó de cuajo un árbol de más de 500 kilos y lo dejó tirado a unos 120 metros". El tornado también derribó muros de piedra, y buena parte del casco urbano estuvo sin luz hasta bien entrada la noche.

Probablemente, de 138 a 178 km/h

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón, Rafael Requena, considera que "probablemente, y a la espera de que se haga el correspondiente estudio de campo", el tornado de Mosqueruela fue de categoría F1 según la escala de Fujita –que clasifica estos fenómenos en función de sus efectos–. De confirmarse, sería catalogado como un tornado débil de los que provocan daños "moderados". No obstante, a esa categoría se le asigna una velocidad del viento de entre 138 y 178 km/h, lo que da una idea de de su enorme fuerza.

Los tornados son columnas de aire que giran violentamente –pueden llegar a superar los 400 km/h– y entran en contacto con el suelo colgando de una nube. Se forman durante las tormentas cuando los cambios en la velocidad y la dirección del viento a distintas alturas crean un efecto giratorio en horizontal que a su vez genera un cono vertical. La fuerza de succión que se origina aspira el aire caliente, que conforme asciende y se va enfriando genera más succión y alimenta el fenómeno.

Al menos cinco en una década

"Aragón no es como Estados Unidos, donde llegan a tener 200 tornados en un mismo día, pero aquí pero no son del todo infrecuentes –destaca Requena–. Hay que tener en cuenta que van asociados a las tormentas y Teruel es la provincia con más actividad tormentosa". No obstante, como se trata de fenómenos a pequeña escala que no quedan reflejados en los radares y en otros sistemas de seguimiento, los que no son vistos por testigos directos o causan daños moderados pueden pasar inadvertidos.

Según un estudio sobre los tornados en España realizado por la Aemet, entre los años 2003 y 2012 en todo el país fueron detectados 138 fenómenos de este tipo de los cuales cuatro se produjeron en Aragón, en la provincia de Teruel. No obstante, ese trabajo no recoge otro episodio ocurrido en 2004 en Zaragoza, entre Calatayud y Paracuellos de la Ribera.

El episodio de Alcañiz

El 93% de los tornados incluidos en ese estudio fueron débiles –categoría F0 o F1 según la escala Fujita–. Los demás fueron clasificados como F2 –los que causan daños "considerables"– con una única excepción: el tornado que avanzó por Alcañiz, Valdealgorfa y Mazaleón el 27 de julio de 2002, justo 13 años antes del que se formó el jueves en Mosqueruela.

En su día, aquel fenómeno se incluyó en la categoría F3 porque se consideró que había causado daños "graves" achacables a vientos de entre 179 y 218 km/h, aunque posteriormente la Aemet lo ha clasificado como F2/F3. En cualquier caso, se trata del mayor tornado detectado en Aragón en las últimas décadas. "Recorrió un pasillo de siete kilómetros arrancando los pinos que encontraba a su paso, muchos de ellos buen porte", recuerda Requena. También hizo volar por los aires un remolque de unos 900 kilos, destruyó varias casetas de campo y causó numerosos destrozos en el polígono industrial Las Horcas.

La Aemet considera que en España ha habido muy pocos tornados F4 –daños "devastadores"–, por lo que ni se contemplan los de categoría F5 –"increíbles"–.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión