Aragón
Suscríbete

Nueva puesta de largo para soñar

El Real Zaragoza presentó ayer sus equipaciones para la temporada 2015–2016 con dos novedades: la recuperación del ‘avispa’ y la apuesta por el rojo integral.

Aria Hasegawa, Stefan Wilk, Albert Dorca y Manu Herrera, ayer con las nuevas equipaciones del Real Zaragoza.
Aria Hasegawa, Stefan Wilk, Albert Dorca y Manu Herrera, ayer con las nuevas equipaciones del Real Zaragoza.
oliver duch

La pretemporada del Real Zaragoza vivió ayer uno de sus momentos más esperados de cada verano: la presentación de las equipaciones del conjunto blanquillo para la próxima campaña. Al acto, que tuvo lugar en el Espacio Ámbar de La Zaragozana, acudieron, además de los jugadores Stefan Wilk, Albert Dorca, Aria Hasegawa y Manu Herrera, el técnico Ranko Popovic y el presidente del club, Christian Lapetra. Los uniformes diseñados por Mercury para la temporada 2015–2016 mantienen los colores más emblemáticos del Zaragoza: el blanco, el ‘avispa’ y el rojo.

La nueva vestimenta zaragocista presenta notables diferencias con respecto a la de la pasada campaña. La primera equipación mantiene el blanco tradicional del club pero añade un cuello con pata y solapas blanca, un diseño más clásico que en época reciente. Más variedad presentan los colores en los conjuntos de los guardametas, hasta cuatro diferentes: celeste, verde, naranja y cereza. Los dorsales son rompedores con la estética habitual blanquilla, ya que nunca se había recurrido a un estampado con doble trazado en los números. Por otro lado, al encontrarse en pretemporada, no se conoció la tipografía de los nombres.

Sin duda, los dos aspectos que más llaman la atención de los nuevos uniformes son la recuperación de la combinación ‘avispa’, que el año pasado desapareció en detrimento del negro con ribetes amarillos, y la apuesta por el rojo integral en la tercera equipación. A diferencia de en anteriores campañas, cuando el pantalón presentaba el mismo azul de la primera equipación, la próxima campaña será igualmente rojo.

El rojo, un color con historia

El rojo integral tiene un precedente muy reciente: el pasado 28 de junio, cuando el Zaragoza cayó por 2–0 frente a la UD Las Palmas y se quedaba a un paso de tocar el cielo con el ascenso a Primera División. Los propios jugadores fueron quienes solicitaron jugar con camiseta, pantalón y medias de este color, alentados por un efecto talismán que nació en la trigésima jornada de la pasada campaña en Santander. En aquella ocasión, los de Popovic vencieron 0–2 al Rácing, poniendo fin a cinco jornadas sin conocer la victoria, la peor racha del equipo en la temporada 2014–2015. Dos meses después, en su visita al Estadio Zorrilla en la 40ª jornada, el Zaragoza venció al Real Valladolid por 1–3 y dio un paso de gigante para asentarse en el ‘playoff’ de ascenso. También de rojo.

Sin embargo, hay un precedente histórico para el club en el uso de esta equipación: la semifinal contra el Chelsea previa a la final de la Recopa de 1995. Aunque perdió por 3–1, el Zaragoza silenció Stamford Bridge aquella noche del 20 de abril, ya que el 3–0 de la ida en La Romareda le valía para pasar a la final de París, que Nayim se encargó de resolver con un disparo de leyenda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión