Aragón
Suscríbete

Movilidad e inmediatez, claves en la nueva era de la comunicación y la información

Mensajes, 'apps' y redes sociales... se calcula que se mira el móvil unas 100 veces al día.

En España existen 23 millones de usuarios de 'apps', que realizan 3,8 millones de descargas.
En España existen 23 millones de usuarios de 'apps', que realizan 3,8 millones de descargas.

Sin necesidad de tener que engancharse a ellas, pero reconociendo que hacen la vida más fácil, las nuevas tecnologías representan el paso a la realidad de internet. No se puede prescindir de estas herramientas 'online’ que han cambiado nuestra forma de comunicarnos y de relacionarnos, pero tampoco hay por qué depender en exceso de ellas. ¿Es posible encontrar el equilibrio entre ambas esferas? Los expertos apuntan que sería lo ideal.

El cambio de modelo social está tan asumido que hasta resultaría difícil imaginarse el día a día de un internauta medio sin acceso a la red. De hecho, recientes estudios revelan que, por este motivo, llegamos a mirar el móvil unas 100 veces al día. Así, por ejemplo, representaría un trastorno prescindir de la mensajería instantánea para comunicarse con amigos y familiares. Más de tres de cada cuatro internautas (76,9%) utilizan la red con este fin, según el estudio de Fundación Telefónica, cifra que llega al 95,6% cuando se trata de personas entre 20 y 24 años. Incluso dos de cada tres internautas mayores de 65 años usan internet para disponer de este servicio de mensajería.

En el mismo estudio se pone de manifiesto cómo medios que hace años tenían un papel relevante para la comunicación, como por ejemplo el mail y los SMS, han sufrido en los últimos dos años un descenso del 25% en su uso, que además se acumula a otros sufridos en años anteriores. Sin embargo, la mensajería instantánea, cuyo uso crece un 206% en el mismo periodo, prácticamente iguala a la llamada al móvil.

Entre redes y 'apps'

También la comunicación es uno de los objetivos de las redes sociales, aunque "habría que diferenciarlas según la red y según el perfil de usuario", explica Raquel Povar, abogada y consultora de marketing, quien concluye que "más allá del uso lúdico, compartir información se perfila como uno de los grandes usos de las redes". Povar se apoya en una encuesta de Reuters que afirma que un 52% de la población emplea las redes con este fin. Por eso, discrepa de los que ya hablan del agotamiento de las redes clásicas que, si bien es cierto que ya no experimentan los mismos porcentajes de crecimiento que en sus orígenes, siguen siendo fundamentales en las relaciones entre las personas: "El uso que se hace hoy de las redes está más medido, entraña una mayor planificación y es más inteligente. Abrimos perfiles que podemos mantener y con una idea clara de qué queremos compartir. Creo que es importante diferenciar entre agotamiento y normalización", concluye Povar.

Por su parte, Nacho Muñoz, consultor experto en movilidad, anticipa que seguirán saliendo al mercado nuevas redes sociales que irán introduciendo ligeros cambios y teniendo más o menos aceptación según las modas. "En Facebook, por ejemplo, la gente ya no sube las fotos de sus vacaciones, lo utilizan más para compartir otro tipo de contenidos", apunta Muñoz, quien explica que Instagram o Pinterest le han tomado el relevo en este sentido. El consultor añade, no obstante, que para la empresa sigue siendo un escaparate importante y refiere que, incluso, hay firmas cuya actividad se limita exclusivamente a Facebook. Por otra parte, el informe de 'La Sociedad de la Información en España en 2014’ señala otro caso de subida espectacular en el uso de Twitter, cifrado en un porcentaje del 600%.

Aunque en cuestión de tendencias, gana enteros el uso de los dispositivos móviles, ya sea a través de 'smartphone' o de 'tablet'. Así, por primera vez, el tiempo de acceso a medios digitales utilizado en estos medios supera al empleado en el ordenador (53% frente a 47%). En cualquier caso, la noticia es que esta diferencia seguirá creciendo en el futuro en favor de la movilidad, según apuntan los expertos.

Muy ligado a esta tendencia, está el éxito de las aplicaciones móviles (apps), de manera que tres de cada cuatro usuarios que buscan información de entretenimiento en directo las utilizan con este objetivo. El consultor Nacho Muñoz es rotundo al afirmar que su gran acogida se debe a que proporcionan un "acceso inmediato a la información, lo que permite ahorrar tiempo".

Acceder a las aplicaciones se ha vuelto algo habitual entre los usuarios de 'smartphone' que acceden a ellas 10 veces al día de media. En total, en España existen 23 millones de usuarios de 'apps’, que realizan 3,8 millones de descargas diarias. De media, cada usuario de 'smartphone’ tiene instaladas 39 aplicaciones, por 33 de los usuarios de 'tablets’.

Además, se observa que cada vez son más los usuarios que están dispuestos a pagar por usarlas, y así el 34% de estos han actualizado la versión gratuita de una aplicación a su versión de pago en el último año.

En el ámbito de las 'apps’ también se ha dado un paso más, tal y como apunta Muñoz, y se lanzan al mercado las 'apps’ híbridas o multiplataformas, válidas para diferentes sistemas operativos de móviles, ya sea iOS, Windows Phone o Android.

Tendencias 'smart'

El uso del 'smartphone’ o la 'tablet’ para acceder a Internet se prevé aumente en los próximos años, según apuntan los pronósticos expertos que insisten en la importancia de la movilidad: el conectarse cuándo y dónde uno quiera. Igualmente, el ocio seguirá siendo uno de los principales motivos por los que conectarse a la red. En este sentido, llama la atención la importancia de los contenidos multimedia que, aunque siguen siendo visionados principalmente ante el televisor, ganan importancia los canales que ofrecen vídeos bajo demanda gratis como 'Youtube'.

El propio aparato de televisión está sufriendo una transformación hacia el ámbito digital, a pesar de que tradicionalmente no ha sido utilizado para acceder a internet. Llega el momento de las televisiones inteligentes o 'smart TV’, que permiten la conexión vía wifi y, por tanto, la posibilidad de instalar o usar aplicaciones diseñadas específicamente para el televisor y de comunicarse a través de las redes sociales.

También hay 'smart cities’ o ciudades inteligentes, que aplican las tecnologías de la información y de la comunicación con el objetivo de proveerla de una infraestructura que garantice un desarrollo sostenible y una mayor participación ciudadana.

Tampoco escapan las tendencias 'smart’ al mundo del motor, pues el coche se concibe como un espacio inteligente, gracias a la proliferación de tecnologías y aplicaciones que traen a la memoria al 'coche fántástico’ de Michael Knight. Más allá de la ficción, cabe preguntarse '¿dónde estás Kitt?’

Términos para 'moverse' en la realidad digital

El internet de las cosas

La capacidad de los objetos para comunicarse a través de internet, gracias a la convergencia de las tecnologías.

Wearables

Dispositivos o sensores para la ropa o los complementos que tienen capacidades de procesamiento y conectividad.

Big data

Sistemas basados en la gestión y análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden ser tratados con un ‘software’ convencional.

'Cloud computing’ o nube

Tecnología que aloja todos los archivos en internet sin tener que poseer la capacidad suficiente de almacenamiento.

Responsive design

Tendencia para crear webs que se puedan visualizar en cualquier dispositivo.

Usabilidad

Cualidad de la web o del programa que implica sencillez en el uso, a través de una fácil lectura, un simple manejo de los menús o una rápida descarga.

Advergaming

Técnica de márquetin digital que inserta publicidad en videojuegos.

Branded content

Práctica que genera contenidos y experiencias vinculados a una marca para interactuar en los 'social media' con el consumidor a través del 'engagement'.

Youtubers

Personas anónimas que cuelgan sus videos en Youtube y registran millones de seguidores.

Digital (detox)

Corriente que apuesta por desconectar de la tecnología y de la conectividad.

Pautas para optimizar el uso de las redes sociales

- Tener claro qué queremos comunicar y a quién para escoger el canal más adecuado.

- Imprimir al contenido naturalidad, originalidad y constancia.

- Aprender a dominar el medio y el tono.

- Huir de mensajes vacíos, repetitivos o manidos.

- Estrategia y buena planificación en los mensajes.

- Usar el sentido del humor.

*Raquel Povar, abogada y consultora de marketing

Ir al suplemento 'Aragón en la Red'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión