Aragón
Suscríbete

Javier Lambán declara la agroalimentación "sector estratégico" para esta legislatura

El presidente se reunió ayer con representantes de las organizaciones UAGA, Asaja, Araga y UPA.

Javier Lambán –a la izquierda, en el centro–, con los representantes de UAGA, Asaja, Araga y UPA, ayer, en el Pignatelli.
Javier Lambán –a la izquierda, en el centro–, con los representantes de UAGA, Asaja, Araga y UPA, ayer, en el Pignatelli.
oliver duch

"Mi primera prioridad es la erradicación de la pobreza, la segunda, la reconstrucción de los servicios públicos y la tercera, en la búsqueda de un nuevo modelo productivo donde seamos realmente competitivos, encontrar sectores en los que lo seamos fundamentalmente, y si en alguno lo somos ya y podemos serlo mucho más es en el agroalimentario". Así enmarcaba ayer el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, la importancia que en esta legislatura va a tener la agroalimentación, que declaró "sector estratégico fundamental" y "prioridad absoluta".

Lambán, que ayer se reunió con representantes de las organizaciones UAGA, Asaja, Araga y UPA, recordó que en Aragón 30.000 personas "se dedican directamente a la agricultura y la ganadería", y 10.000 "a la agroindustria". "Es el segundo sector más importante en nuestra economía, solo por detrás de la automoción", dijo.

Aseguró que en la reunión hubo "coincidencias muy importantes" y que su Gobierno comparte la inquietud existente sobre la necesidad de "modernización, la incorporación de jóvenes al campo, el precio de la energía y el coste de los seguros".

A vueltas con la PAC

Pero, sobre todo, comparten la preocupación por "la gestión de la Política Agraria Común (PAC) en España, un instrumento fundamental que ahora está mal utilizado y no surte los efectos que debería", que son "estimular el componente productivo y fomentar la creación de empleo en agricultura y ganadería", indicó Lambán.

El presidente afirmó que Joaquín Olona, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad (nueva denominación de la antigua consejería de Agricultura), "se dirigirá al Ministerio de Agricultura para ver si existe una solución a corto plazo para la situación suscitada en Teruel" por el desigual reparto de las ayudas de la PAC unido a las malas condiciones climáticas que han mermado cosechas este año. Y anunció que "a partir de septiembre" la consejería trabajará con todas las partes interesadas en la elaboración de "un documento solvente y fruto del acuerdo" con propuestas para presentar de cara a la próxima reforma parcial de la PAC en 2017.

También adelantó que el nombramiento de los directores generales de la consejería se hará "el próximo miércoles", en el consejo de Gobierno.

Además, el presidente mencionó la I+D+i, la formación, la necesidad de mejorar la competitividad y la conveniencia de "establecer lazos de colaboración con las comunidades autónomas vecinas, con Navarra y La Rioja, para convertir esta parte de España en motor fundamental de la agroalimentación a nivel nacional, europeo e incluso, sin ser pretencioso, mundial". Indicó que es preciso conectarlo "con la logística" y empezar "a pensar a lo grande" y marcar objetivos de producción pensando en "llegar con suficiencia y siendo competitivos a mercados que están a miles de kilómetros".

La reunión de ayer tuvo una nutrida representación de las cuatro organizaciones agrarias, uno de cuyos portavoces, José Manuel Roche (UPA), señaló que ser convocados por el presidente es "un gesto" que "no se había dado nunca" y que los ha llenado de satisfacción. Al igual que la elección del nuevo consejero, para el que el representante de Asaja, Ángel Samper, pidió al presidente que le dé "cierta carta blanca" por ser buen "conocedor" del sector y tener una "sensibilidad extraordinaria", y del que Jorge Valero (Araga) dijo que "nos va a dar muchas alegrías".

Samper pidió que dejen de hacerse normas "desde la urbe" que "no por mala fe, sino por desconocimiento", perjudican a quienes viven en el entorno rural.

Roche quiso subrayar que "no tenemos que ser un sector subvencionado", pero recordó que los productores agrarios ocupan "el último lugar" en la cadena alimentaria y "soportamos todos los incrementos de precio que hacen los intermediarios hasta que llega al consumidor". Pidió un "mercado justo" y "cuidar a la gente del campo, porque sin productores no hay producto".

En ese sentido, Valero apuntó el valor "vertebrador del territorio" de un sector que "no puede ni quiere deslocalizarse e irse a otro país a producir" y que incluso en la crisis ha creado empleo.

José Manuel Penella, de UAGA, hizo hincapié en que, además de que "la agricultura es la base de la alimentación, la transformación de la agroindustria es un sector estratégico que puede contribuir a la mejora de todos los sectores de la economía".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión